Al menos 25 personas murieron y 50 resultaron heridas cuando una locomotora se estrelló contra una barrera en la principal estación de trenes de El Cairo el miércoles, causando una explosión y un incendio, según informaron la televisión estatal y testigos presenciales.

Sobre la estación de Ramsés, en el centro de la capital egipcia, se elevaba humo negro, y dentro de la terminal se podía ver el motor ennegrecido del tren inclinado hacia un lado junto a un andén.

Fuentes de seguridad dijeron que no había indicios de que el siniestro fuera deliberado.

Ibrahim Hussein, testigo presencial, dijo: "Vi a un hombre que gritaba desde la locomotora, al llegar al andén: 'No hay frenos, no hay frenos', antes de saltar de la locomotora. Y no sé qué le pasó".

Varios testigos dijeron que habían visto fuego que salía del motor del tren antes de que se estrellara, causando una explosión y un incendio dentro de la estación.

Egipto tiene una de las redes ferroviarias más antiguas y más grandes de la región y los accidentes con víctimas son relativamente frecuentes.