Los dos sospechosos del atentado contra Charlie Hebdo murieron este viernes en un asalto de las fuerzas de seguridad contra una imprenta al noreste de París, donde tenían a una persona como rehén, misma que fue liberada ilesa.

El asalto fue dado poco antes de las 16:00 horas, casi simultáneamente con otro asalto de las fuerzas de seguridad en París para poner fin a una segunda toma de rehenes en un supermercado judío.

Las fuerzas del orden dieron el asalto a la tienda judía del este de París en la que un hombre que retenía a rehenes fue abatido. Después de oírse varias detonaciones, los policías penetraron en la tienda. Pocos después salieron de ella varios rehenes.

El hombre, presuntamente vinculado a los dos yihadistas, que había secuestrado a varias personas en una tienda kósher en el este de París. Algunas de ellas, incluido un niño, fueron liberadas sanas y salvas, sin embargo, la toma de rehenes de París concluyó con la muerte de cinco personas, incluyendo el secuestrador, y cuatro heridos graves.

Con información de AFP

mrc