El secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard confirmó que este jueves 5 de diciembre se reunirá con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, para avanzar en la cooperación bilateral por la seguridad.

"Mañana (jueves) recibiremos al Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, para avanzar en la cooperación bilateral por la seguridad", escribió el funcionario mexicano en su cuenta en Twitter @m_ebrard.

Ebrard Casaubon indicó que el fiscal estadunidense se reunirá también con el presidente Andrés Manuel López Obrador; con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz; y el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo.

El Departamento de Estado estadounidense dijo el miércoles que está trabajando con el Gobierno de México para identificar las "herramientas apropiadas" para ayudarlo a abordar las amenazas de los cárteles de la droga, días después de que el presidente estadounidense Donald Trump dijo que quería incluirlos en una lista de grupos terroristas.

El anuncio de Trump de la semana pasada alarmó a México, que lo calificó como "intervencionista". El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, por ejemplo, que su país no permitirá otra operación desde Estados Unidos como "Rápido y Furioso" para el rastreo de armas.

La designación de los narcos como organizaciones terroristas extranjeras apunta a sus finanzas mediante la imposición de sanciones, incluyendo el congelamiento de activos y prohibiciones de viajes a ellos y las personas que los respaldan.

Hablando con periodistas, Hugo Rodríguez, subsecretario adjunto de Estado para América Central, no entregó detalles sobre los próximos pasos, pero dijo que las agencias estadounidenses han estado analizando este problema por meses.

"Lo que buscamos hacer es poner al servicio del gobierno de México todas y cada una de las herramientas que tenemos a nuestra disposición para cooperar con el desafío de seguridad compartida que plantean las organizaciones de narcotráfico", explicó.

"Tenemos que trabajar con ellos (México) para encontrar las herramientas que van a ser apropiadas en el contexto", agregó Rodriguez. "Si tenemos herramientas a nuestra disposición que podemos usar que ayuden a abordar el desafío de las organizaciones de narcotráfico, lo estamos analizando".

Aunque esto no le daría directamente a Estados Unidos la autoridad de realizar operaciones militares en México, muchos mexicanos están nerviosos de que su vecino del norte pueda usarlo como un pretexto para una intervención unilateral.

López Obrador ha dicho que no permitiría una intervención armada extranjera un siglo después de que el país fue invadido por última vez, asegurando que su gobierno ya hacía su parte para combatir a los grupos criminales.

Trump ha ofrecido reiteradas veces ayuda militar en la lucha contra los cárteles de la droga, lo que López Obrador siempre ha rechazado, incluso después de la masacre de una familia mormona estadounidense-mexicana a inicios del mes pasado.

Con información de Reuters y Notimex.

Fuente: Redacción