Ciudad de México. Después de dos años de gobierno, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha comentado que la mejor opción para resolver el conflicto político en Venezuela “es dialogar y buscar una salida pacífica”.

Los diversos mecanismos internacionales que han buscado la solución al conflicto, por ejemplo, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Grupo de Lima, han fracasado, de ahí la importancia de las palabras del presidente AMLO, donde además de loable, el escenario del diálogo entre las partes es el más realista.

“México siempre apoyará la realización de un diálogo para conseguir la paz en cualquier nación”, afirmó.

En esta línea, el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Maximiliano Reyes, comentó a El Economista: “Vamos a mantener nuestra posición, hoy la historia nos está dando la razón (...) México como un facilitador para esas condiciones de diálogo dejando que sean las partes en conflicto las que resuelvan las diferencias”.

“Queremos que Celac se convierta en el organismo multilateral propio de la cooperación internacional entre América Latina y el Caribe, que en la OEA se traten las cuestiones políticas, en el BID las cuestiones financieras”, precisó.