Ciudad de México. Sin ofrecer detalles ni la fecha de inicio de las conversaciones entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que México será la sede de las negociaciones bajo la mediación de Noruega.

En su conferencia de prensa habitual el mandatario mexicano se pronunció a favor del diálogo para lograr un acuerdo entre ambas partes.

“Me acaba de informar el secretario de Relaciones Exteriores (Marcelo Ebrard) que, a propuesta de Noruega, se propone que México sea sede para llevar a cabo estas negociaciones y nosotros aceptamos, porque lo que buscamos es que haya diálogo y acuerdos entre las partes”, declaró a pregunta expresa.

“Son pláticas del gobierno de Venezuela y la oposición. Ojalá y se logre un acuerdo", agregó.

Sin embargo, se negó a precisar la fecha del inicio de las conversaciones.

“No quiero yo meterme a detalle, incluso ofrezco disculpas a las partes, sólo que no podría yo mentir y te tenía yo que contestar”, sentenció.

De acuerdo con Reuters, citando a fuentes con conocimiento del tema, las conversaciones se llevarían a cabo el 13 de agosto.

El presidente Nicolás Maduro dice estar dispuesto a negociar con Juan Guaidó sobre una agenda centrada en el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea que pesan sobre funcionarios e instituciones.

geopolitica@eleconomista.mx