Zurich. La confianza europea en la perspectiva económica mejoró inesperadamente en junio, después de que la reactivación del crecimiento mundial y una baja en el euro apuntalaran la recuperación.

El indicador sobre ánimo de ejecutivos y consumidores en los 16 países que integran el euro subió a 98.7 desde 98.4 en mayo, dijo la Comisión Europea, en Bruselas.

Los economistas habían proyectado una caída a 98.1, según el promedio de 25 estimaciones en un sondeo de Bloomberg.

El índice de la Comisión sondea a 130,000 gerentes y 40,000 consumidores durante las dos primeras semanas del mes.

La baja de 15% del euro contra el dólar este año volvió más competitivos en el exterior a los productos europeos en momentos en que cobra impulso la recuperación mundial.

Mientras Audi, la filial de lujo de Volkswagen AG, se encuentra entre las empresas que están aumentando la producción, la crisis de la deuda griega erosionó la confianza de los inversionistas y obligó a los gobiernos a reducir el déficit.

Veremos una desaceleración del crecimiento en el segundo semestre después de lo que probablemente sea un segundo trimestre fuerte , dijo Nick Kounis, reconocido economista europeo.