Clinton lo denunció desde agosto del año pasado. Durante las campañas por las elecciones de Estados Unidos, la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton, denunció que el gobierno del republicano, Donald Trump, sólo beneficiaría a los ricos. Con todo y esa advertencia, un sector de la clase media estadounidense se dejó convencer por las promesas del magnate y votó por él.

NOTICIA: Impuesto del 35% aún no está definido: equipo de Trump

En el 2016, dos eventos dejaron muestras claras de las profundas divisiones que existen en las sociedades de algunos países. Tanto en las elecciones de Estados Unidos, como en el referéndum en Gran Bretaña que concluyó con la decisión de la salida de la Unión Europea, las profundas divisiones mostraron masas muy parejas en números de personas, pero con visiones diametralmente opuestas de lo que quieren para sus naciones.

La advertencia de Hillary Clinton era para los que mostraron cierta indecisión. Los que no querían lo que Hillary ofrecía y representaba y veían en Trump a un candidato diferente, aunque tampoco estaban convencidos por los múltiples defectos del candidato republicano. Los votantes de Trump se han sentido dejados de lado y excluidos, por inmigrantes, políticos y minorías. Pero en la visión no se mostraba claro el papel de los empresarios, sólo la visión de lo que Trump representaba como empresario.

NOTICIA: Fed advierte sobre riesgos de estímulos fiscales

No entendieron lo que Hillary implicaba en su mensaje. Hillary advertía sobre lo que para ella es una certeza: Trump encabezaría un gobierno plutócrata que gobernará acompañado de los ricos para los ricos, dejando a un más de lado a los que de por sí ya se asumen como desplazados. Hillary quería advertir de los planes oligárquicos de Trump, que incluyen medidas populares con miras a aparentemente incluir a las clases que no están en el mismo nivel socioeconómico que ellos. En este caso los nominados en su gabinete refuerzan la teoría de Hillary, en conjunto el gabinete de Trump representa una fortuna de más de 4,500 millones de dólares, sin contar la propia fortuna del magnate(más de 3,500 millones de dólares, según Forbes). Una teoría que no pudo probar.

NOTICIA: Tiffany vincula caída en ventas a su cercanía a la Trump Tower

Tras la victoria del candidato republicano la percepción de que los millonarios y las corporaciones ganarán influencia durante el mandato de Trump creció, mientras que los pobres perderán terreno según una encuesta del Centro de Investigaciones Pew.

La encuesta fue llevada a cabo a nivel nacional entre 1,502 adultos.

Estos son cinco datos de la percepción sobre los grupos que ganarán influencia y notoriedad según los estadounidenses:

1. Los nuevos influyentes y los que pierden relevancia

Según los resultados de la encuesta de Pew, casi dos tercios de los estadounidenses (64%) dicen que la gente rica ganará influencia en Washington cuando Trump asuma el cargo, frente al 8% que cree que perderá influencia. El 27% opina que los ricos no se verán afectados. La mitad del público piensa que los blancos (51%), los hombres (51%) y los cristianos conservadores (52%) ganarán influencia. Muy pocos entrevistados, no más del 15%, piensan que cualquiera de estos grupos perderá influencia en una administración de Trump. La mayoría piensa que los hispanos (56%), los pobres (55%) y los gays y lesbianas (54%) perderán influencia en Washington durante la presidencia de Trump. Los encuestados opinaron que los negros y las mujeres perderán más influencia de la que ganarán influencia (48% a 19% para los negros, 46% a 23% para las mujeres).

2. Los militares y los empresarios, serán los más beneficiados

Según la encuesta de Pew, cuando se les preguntó a los encuestados sobre cómo piensan que las instituciones y sus líderes ganarán notoriedad durante la presidencia de Trump, una mayorías opina que las corporaciones empresariales (74%) y los militares (64%) aumentarán su influencia con Trump como presidente. En contraste, el 60% dice que los ambientalistas perderán influencia, mientras que el 54% dice lo mismo acerca de los líderes sindicales.

3. Influencia de los cabildos

Según la encuesta de Pew, los puntos de vista sobre el impacto de la presidencia de Trump en los grupos de cabildos de Washington son variados: El 36% piensa que ganarán influencia bajo la nueva administración, y el 37% dicen que perderán; el 21% piensa que no se verán afectados.

4. Ciudadanos de a pie y partidarios

Según Pew, actualmente, el 40% de los estadounidenses creen los ciudadanos de a pie perderán influencia en Washington cuando Trump asuma el cargo, mientras que el 27% dice que va a ganar y el 31% espera no verse afectado. Entre los republicanos, el 45% cree que la gente como ellos ganará influencia por la toma de posesión de Trump, y sólo el 13% dice que perderá influencia. Cuatro de cada diez piensan que no se verán afectados. Una gran parte de los demócratas piensan que perderán influencia en la era Trump: el 65% dice esto, comparado con el 12% que piensa que se beneficiarán y el 21% que dice que no se verán afectados.

5. Trump contra otras administraciones

Según los datos de Pew, las opiniones sobre qué grupos ganarán o perderán influencia en Washington durante la administración de Donald Trump son más similares a las expectativas para la presidencia de Bush que las pasadas administraciones demócratas. A principios del 2001, la mayoría de los estadounidenses pensaba que las corporaciones empresariales (66%) y los militares (72%) tendrían influencia bajo Bush; Hoy, las mayores mayorías dicen lo mismo sobre Trump (74% corporaciones empresariales, 64% las fuerzas armadas). Las proporciones son casi idénticas con respecto a los conservadores cristianos (52%) y los grupos de cabildeo en Washington D.C. (36%) obtendrán influencia en la presidencia de Trump como se dijo que sobre la administración Bush (51% y 35%, respectivamente). Para antes de la administración de Obama existía más pesimismo sobre los cristianos conservadores y los grupos de presión ganarían (21% cada uno).

rarl