Tokio.- Diez japoneses siguen en calidad de desaparecidos varias horas después del final de la toma de rehenes en una central de gas del este de Argelia, declaró la mañana del domingo su empleador japonés.

"Hemos tenido la confirmación de que 41 de nuestros empleados están sanos y salvos, pero la suerte de 10 japoneses y otros siete extranjeros queda por determinar", declaró Takeshi Endo, portavoz de la empresa JGC Corp., que emplea a 78 personas en la central.

ERP