El presidente Raúl Castro afirmó hoy que Cuba normaliza sus relaciones con Estados Unidos sin renunciar a su rumbo socialista y confirmó su asistencia a la VII Cumbre de las Américas en Panamá, donde podría encontrarse con Barack Obama.

Al clausurar la última sesión anual ordinaria del Parlamento este sábado, Castro instó a su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, a emplear sus facultades ejecutivas para cambiar las disposiciones del embargo a la isla que no requieran votación del Congreso.

Castro se congratuló de la decisión de Obama de ordenar la revisión de la designación de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo y destacó su disposición de introducir los más significativos cambios en la política de Estados Unidos hacia la isla de los últimos 50 años.

erp