Los datos corresponden a la capacidad de estas universidades para ofrecer una buena perspectiva laboral a sus estudiantes. La metodología utilizada tiene en cuenta que la relación entre la universidad elegida por el estudiante y las salidas laborales no solo pueden ser determinadas con base al salario o al tiempo que los graduados tardan en encontrar un ejemplo.

La última edición del índice de QS indica que con siete universidades, México es el país con mayor representación de Latinoamérica. El líder nacional, el ITESM, se encuentra en la posición 52, una subida de diez puestos en comparación con el año pasado. Le siguen la UNAM, en el lugar 111 y después, entre los puestos 300 y 500, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), la Universidad Anahuac, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad de las Américas Puebla y la Universidad Iberomericana.

Cada año, la consultora británica también elabora un ranking de las mejores universidades a nivel mundial, el QS World University Rankings (WUR).

¿Cuáles son los puntos a destacar?

  • Por primera vez el Massachusetts Institute of Technology (MIT) es el líder mundial, remplazando a Stanford University (2nd) en el primer puesto;
  • Las Universidades de Estados Unidos, Asia y Australia resultan muy exitosas, con instituciones californianas y australianas presentes en el top diez;
  • La universidad latinoamericana que ofrece mejores condiciones de conseguir un empleo y entablar relación con empleadores es la Pontificia Universidad Católica de Chile (en el puesto 37);
  • La UNAM también se encuentra en el top-200 a nivel mundial y también mejora su posición (asciende a la categoría 111-120 desde la 121-130);
  • El ITESM consigue una clasificación alta dado que sus estudiantes han conseguido el segundo mejor resultado de ex alumnos en América Latina, ha conseguido el veinteavo puesto en Conexiones empleador-alumno y porque los empleadores dan referencias muy positivas sobre sus graduados;
  • Seis de las siete universidades mexicanas consiguen un mejor resultado en el ranking de empleabilidad que en el ranking general de las mejores universidades
  • Brasil tiene seis universidades en la clasificación, mientras que Argentina y Colombia no tienen más que cinco.

¿Cómo se elabora esta clasificación?

QS utiliza cinco indicadores para calcular la el grado de empleabilidad que ofrecen las universidades:

1. Reputación de los empleadores (30 por ciento del resultado final): ¿De qué universidades están contratando los empleadores a los mejores graduados? QS entrevistó a 42,000 empleadores para descubrirlo;

2. Resultado laboral de los ex alumnos (25 por ciento): ¿Qué universidades forman a los líderes mundiales en su campo? QS ha analizado información de las alma mater de más de 28,000 profesionales extremadamente exitosos para determinar a dónde debería ir uno para dominar el mundo;

3. Convenios con empleadores por facultad (25 por ciento): Este indicador mide el número de convenios entre instituciones y empleadores: ¿cuántos convenios de oportunidades de investigación y prácticas laborales tiene la universidad? Esta métrica está ajustada al número de facultades para que la clasificación no favorezca las universidades grandes;

4. Conexiones empleador-estudiante (10 por ciento): ¿Cuántos empleadores individuales han tenido una presencia física en el campus universitario en los últimos 12 meses?

5. Ratio de empleabilidad de los graduados: ¿Qué proporción de los graduados universitarios encuentran trabajo en los 12 meses posteriores a su graduación? QS ajusta la métrica y tiene en cuenta las condiciones económicas del país para que las universidades no se vean penalizadas por operar en condiciones económicas difíciles o beneficiar aquellas con una economía próspera.

Ben Sowter, Director de Investigación de QS, dijo: “La subida de los costos de los estudios universitarios y un mercado laboral cada vez más competitivo están haciendo que los estudiantes se preocupen cada vez más sobre la probabilidad de encontrar un trabajo después de terminar sus estudios universitarios. Este ranking indica que aquellas universidades con excelentes perfiles de investigación y reputación a nivel mundial no siempre son las que podrían impulsar la empleabilidad del estudiante.”

“En cuanto a las instituciones latinoamericanas, el reto es mejorar las conexiones con los empleadores – tanto creando puestos de investigación y prácticas laborales con las mejores compañías del mercado, como asegurando que estudiantes puedan expandir sus contactos invitando a empleadores al campus, sean líderes prestigiosos del mercado, startups, el sector público y organizaciones sin fines de lucro. Los resultados de México son la prueba irrefutable de que las mejores universidades del país están llevando la delantera, con una representación significativamente mejor en el ranking global de empleabilidad que en el ranking global de las mejores universidades.”

ITESM: "Llevamos la vinculación con las empresas en la sangre" 

En entrevista telefónica desde Monterrey, Neil Hernández, vicerrector asociado de investigación y transferencia de tecnología de la institución, confirma que al ITESM le va tradicionalmente muy bien en la clasificación de QS y hace énfasis en el hecho de que uno de los criterios principales que se utilizan para elaborarlo, es la vinculación entre universidades y empresas.

“Nosotros llevamos esta vinculación en la sangre. No hay que olvidar esta universidad privada sin fines de lucro nació hace 65 años precisamente por la iniciativa de un grupo de empresarios del norte del país que requería una fuerza laboral de ingenieros y licenciados de alto nivel que permitiera lograr el crecimiento de las empresas”.

Según Hernández, la buena posición en el ranking se debe al esfuerzo continuo del TEC para “moldear sus planes de estudio a las necesidades de las empresas y conectarse a la realidad empresarial actual y la del futuro”.

El vicerrector insiste en que el objetivo principal del ITESM es que todo lo que la institución haga, tenga solidez y validez para la sociedad. “Los buenos resultados en el ranking apenas son un producto de este esfuerzo”.

Estudiantes emprendedores

Según la última encuesta que el ITESM llevó a cabo entre más de 17,000 ex alumnos, el 94 por ciento de los graduados consigue un empleo en los primeros doce meses después de terminar la carrera. Otro dato que llama la atención es que el 46 por ciento de los graduados ha iniciado un proyecto empresarial, y que casi la mitad de estas empresas (el 47 por ciento) duró más de cinco años.

Hernández sí que cree padres y futuros estudiantes cada vez más toman en cuenta rankings como el de QA para decidir dónde estudiar. “Los padres quieren asegurarse de que sus hijos tengan las mejores herramientas y la mayor cantidad de oportunidades para conseguir un buen empleo".

Al ser preguntado cómo las universidades mexicanas, tanto públicas como privadas, pueden mejorar e incrementar su vinculación con las empresas, Hernández señala que para empezar, hace falta una mayor colaboración entre las universidades latinoamericanas y que compartan mejores prácticas para elevar el nivel académico y de vinculación: “A nivel internacional, tenemos mucho que entregarle al mundo. También nosotros podemos aprender de los demás para que apuntalemos entre todos el crecimiento de la región”.

Factor Capital Humano intentó reiteradas veces, sin éxito, obtener una valoración de la UNAM sobre su posición en el ranking de QA