Ante los cambios en política laboral que impulsará el próximo gobierno de Andres Manuel López Obrador, los líderes sindicales de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, y de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Francisco Hernández Juárez, sostuvieron una reunión para trabajar en la agenda laboral, pues se prevé que los puntos cruciales de la nueva política estén encaminados a la libertad sindical y la contratación colectiva real (sin contratos de protección).

El secretario general de la CTM presentará parte de los acuerdos que tomó como organización sindical, que junto con el Congreso del Trabajo, buscarán negociar con la nueva administración.

Por su parte, Francisco Hernández Juárez, quien también es líder de los telefonistas, informó que mañana martes 11 de septiembre entregarán la agenda laboral, para lo cual realizarán un mitin acompañados por los representantes de las más de 200 organizaciones que integran la UNT y estarán a las afueras del Senado de la República.

De acuerdo con el líder de los telefonistas, la agenda de los sindicatos incluye las demandas tanto del Congreso del Trabajo, la CTM, la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y el Frente Amplio Social.

Al respecto, el especialista laboral Ancelmo García afirmó que “la política laboral del nuevo presidente buscará terminar con la simulación en sindicatos, contratos y salarios; además se contempla que haya una nueva justicia laboral. En ese sentido, comienza a dibujarse y definirse a los nuevos protagonistas y sus agendas. Inicia un nuevo ciclo de definiciones políticas y de programas de lucha y acción”, comentó.

Por otra parte, el abogado laboral Óscar De la Vega comentó que hay muchos temas pendientes que deben analizarse como parte de la agenda laboral, no sólo lo referente a las relaciones laborales que mantienen patrones y trabajadores, sino incluir temas de importancia como “la revisión de los emplazamientos a huelga, o el pago de la utilidades que el próximo año, por ley, debe analizarse”.

Cabe señalar que datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social indican en su último reporte que los sindicatos corporativos —CTM, CROC y CROM— tienen registrados 2,120 contratos colectivos de trabajo; mientras que las organizaciones independientes suman 1,275 contratos colectivos.

Parte de los temas que interesan a las organizaciones independientes abordar son: una reforma social-Estado, un cambio de modelo económico, educación de calidad, derecho a la salud, impulsar el Convenio 98, así como impulsar los derechos laborales en el marco del TLCAN.

En ese sentido, Ancelmo García destacó que aún cuando no se tienen detalles del acuerdo que se firmó con Estados Unidos, “se presiona de manera importante en la Agenda Laboral Nacional temas como los salarios, corrupción sindical y la obstinación patronal por negar salarios más justos”.

Añadió que “la mayor parte de empresarios esperan continuar con los modelos de negocios que les dan jugosas riquezas sin repartir beneficios equitativos a sus trabajadores; esperan continuar con el outsourcing, que precariza el trabajo e impide el trabajo decente tal como lo marca la Constitución Mexicana, la Ley Federal del Trabajo y la OIT”, concluyó.

[email protected]