Desde el salario correcto que deben reportar los patrones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hasta modificar el objetivo de las inspecciones en el trabajo, y centrando la política laboral en los jóvenes, abarca el eje rector que implementará la próxima secretaria de Trabajo, y Previsión Social (STPS), Luisa Alcalde Luján.

En una breve exposición ante la comunidad de recursos humanos, Alcalde Luján anunció que la próxima semana el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunciará el programa Jóvenes Construyendo el Futuro al que ya se sumaron empresas “tutores” para incorporar al mercado de trabajo a 2.6 millones de jóvenes en calidad de aprendices mediante el pago de una beca de 3,600 pesos, “queremos llegar el 1 de diciembre a ejecutar y no a planear”.

En entrevista posterior, explicó que hay muchos asuntos pendientes en la agenda laboral, los que van desde el mal uso de la subcontratación, “que no digo que es mala, pero se ha abusado”, hasta la relación que habrá en el nuevo gobierno y las organizaciones sindicales, de las que dijo “es momento de que se respete la ley”.

En ese sentido, afirmó que la apuesta de nuevo gobierno es rescatar la contratación colectiva: “Tenemos nuevas reglas, hoy podemos repensar en las relaciones laborales a través de la transparencia, la democracia y la libertad en las organizaciones para que haya negociaciones más auténticas y más reales y equilibrios, pero que también ganan las empresas para que sean más productivas”.

Arranca negociación en 100 pesos

De acuerdo con Luisa Alcalde, en diciembre les corresponderá llevar a cabo la primera negociación salarial en los mínimos y para ello ya tienen análisis que se revisaron con la iniciativa privada, lo que permite tener como propuesta “llegar a la canasta básica que es de 100 pesos y creemos que no traerá ningún riesgo de inflación, esa es nuestra apuesta para el 2019; pero el plan es ir, de manera paulatina, recuperando cada año esa figura (salarial) hasta que cualquier hombre o mujer vivan con dignidad”.

De tal manera que pasaría el salario de 88.36 pesos diarios, aprobados en noviembre del 2017, a 100 pesos, en caso de que se aprobara dicho proyecto en el seno de la Conasami.

En contraparte, dijo que es indispensable reducir los salarios de la alta burocracia, “los salarios sirvieron a la alta burocracia, hablo de secretarios de Estado, funcionarios públicos que se sirvieron con la cuchara grande”.

Ya hay plan para leyes secundarias

La próxima secretaria también informó que ya se prepara la propuesta de leyes secundarias que servirán para dar cumplimiento a la reforma Constitucional aprobada en febrero del 2017 y que darán impulso a los cambios hechos en la Ley Federal del Trabajo.

En ese sentido, afirmó que “uno de los compromisos del gobierno, pero también del sector privado, es que empecemos a tomarnos en serio en el Estado de Derecho y eso tiene que ver con cumplir las leyes y los derechos laborales”.

[email protected]