En su reporte mensual la OCDE informó que en Japón la desocupación cayó 0.3 puntos porcentuales, en Australia 0.2 puntos porcentuales (a 5.4 por ciento), México (a 3.2 por ciento) y en Estados Unidos (a 3.8 por ciento) 0.1 puntos porcentuales.

En tanto, en Canadá se mantuvo estable el desempleo en el quinto mes del año, con una tasa de 5,8 por ciento; mientras que aumentó en 0.2 puntos porcentuales en Corea (hasta 4,0 por ciento). Los datos más recientes muestran que en junio, la tasa de desempleo aumentó en 0.2 puntos porcentuales en Canadá (a 6.0 por ciento) y Estados Unidos (a 4.0 por ciento).

La OCDE informó que la tasa de desempleo de los países miembro se redujo 0.1 puntos porcentuales por segundo mes consecutivo, a 5.2 por ciento. 

En toda el área de la OCDE hay 33.2 millones de personas que no contaban con un empleo, 0.5 millones más que en abril de 2008; pero 16.1 millones menos que en su punto máximo en enero de 2013.

Los datos del organismo internacional refieren que en nuestro país están desempleados 1.7  millones de trabajadores.  Esta cifra es inferior a la de 2016 cuando se registraron caso 2 millones de personas sin empleo.

Necesidad de frenar la informalidad

Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos, comentó que “se tienen cifras muy por debajo de lo que se vivió en 2008, una tasa de desempleo que ha venido cediendo; pero, necesitamos también como país reducir la informalidad; es un tema que se debe frenar”.

Cabe destacar que la tasa de informalidad, al primer trimestre del año de acuerdo con el INEGI, se ubica en 56.7% de la Población Económicamente Activa (PEA).

Por su parte, el director de la empresa líder en México y Latinoamérica en gestión de capital humano GINgroup, Raúl Beyruti Sánchez, informó que “considera que la mejor manera de abatir el desempleo no es solo generando fuentes de trabajo, sino que éstas sean de calidad y bien remuneradas, de lo contrario el mercado laboral seguirá con asignaturas pendientes de subsanar”.