Sin temor por los cambios que se avecinan en materia laboral, ante un nuevo escenario del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá y ni por el próximo gobierno, la industria maquiladora y manufacturera de exportación quiere atraer al mejor talento para cubrir la alta demanda en vacantes laborales.

Por este motivo, el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora (Index) firmó un acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para utilizar los canales gubernamentales que permitan ofertar vacantes “de alta especialización” y cubrir las necesidades del sector en materia de empleo.

De acuerdo con el titular del trabajo, Roberto Campa Cifrián, las empresas de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación han generado más de 2.9 millones de empleos directos y más de 7 millones de empleos indirectos.

Dichas empresas están ubicadas en 24 estados de la República y abarcan ramas industriales diversas, mismas en las que se ofertará empleo, como la automotriz, la aeroespacial, la de aparatos domésticos, eléctrico y electrónico, agroindustrias y alimentos, textil y confección, joyería y equipo médico, solamente por mencionar algunas de las principales.

En ese sentido, Luis Alonso Aguirre Lang, presidente del Index expuso que hay un fuerte dinamismo y crecimiento tecnológico que ha traído como resultado nuevas oportunidades laborales.

Los firmantes del acuerdo pretenden  “detonar de manera importante la difusión e implementación de todas las herramientas con las que cuenta la Secretaría del Trabajo para ayudar a las empresas a hacer frente a uno de los retos más importantes para asegurar la productividad de las plantas: el reclutamiento y la selección del capital humano”, enfatizó Aguirre Lang.

Permanecerá el Servicio Nacional del Empleo

Según el titular del Trabajo, se espera que el Servicio Nacional del Empleo se mantenga en la próxima administración y para ello se realizó una modernización del mismo y se establecieron acuerdos con diversos sectores para que continúe siendo una herramienta de vinculación entre oferta y demanda de capital humano.

En este caso, añadió “sobre las necesidades de las empresas dedicadas a la exportación que exigen un perfil particular cada vez más de más alta capacitación, de alta especialización de sus recursos humanos”. Entre los requerimientos destacan las destrezas adquiridas en la ingeniería industrial, mecánica, electrónica y metalúrgica, las habilidades en administración y gestión de empresas, la contabilidad, la fiscalización, así como las competencias tecnológicas.

En este punto, detalló, es posible identificar un nicho para fortalecer la vinculación laboral del sector exportador, que acerque la oferta y la demanda acorde a las circunstancias y exigencias del mercado laboral, con perfiles cada vez mejor calificados.

[email protected]