Aunque por años el ámbito jurídico se rezagó de la tecnología, hoy ésta es una gran aliada del derecho, pues ha permitido eficientar procesos y ofrecer mejores resultados a los clientes, aseveró Guillermo Larrea.

En entrevista, el abogado representante de Jones Day México, firma de origen estadounidense con presencia en más de 40 ciudades del mundo, planteó que la humanidad presencia el cambio no de una era, sino la era de la transformación tecnológica, la cual ha propiciado que las empresas estén migrando a plataformas digitales, en las que los despachos legales no son la excepción.

En ese sentido, explicó que la incorporación de la tecnología ha permitido facilitar procesos internos y ofrecer mayor seguridad en el tratamiento de información de sus clientes.

“El mundo de la tecnología es el futuro. Firmas que no han incorporado tecnología son sujetos de ciberataques, en donde los expedientes de sus clientes están expuestos a todo el mundo. Firmas que no invierten en tecnología y mecanismos de seguridad atentan contra la propia integridad de la información de sus clientes, incluso pierden la capacidad de ser eficientes”.

Comentó que aunque la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas son costosas económicamente, al final son una inversión que permiten otorgar mayor seguridad a la información que manejan como despacho legal.

“Aquí tenemos un proceso de inducción para saber cómo guardar un documento, hay quienes sólo lo guardan en su expediente, aquí es todo un proceso. Tener información a través de una red privada virtual (VPN, por su sigla en inglés) que se despliega a través de mecanismo seguro; el VPN es como una tubería digital que no es tan vulnerable como otro tipo de sistemas que utilizan la web, la nube, hay muchas empresas que usan la nube para guardar su información”.

El abogado sostuvo que parece que el mundo legal y el de la tecnología han estado peleados, lo cual propició que el ámbito jurídico se haya rezagado respecto a otros. Sin embargo, consideró que es primordial que cualquier firma apueste por la inclusión de la tecnología.

“La tecnología y el mundo legal han estado un poquito peleados, y pareciera que el mundo jurídico se quedó rezagado en ese tema. Creo que ahora los despachos están invirtiendo en nuevas tecnologías, están invirtiendo en gente que sabe de nuevas tecnologías y esto sin duda llevará a mejores resultados a sus clientes”.

La tecnología también nos hace más competitivos

Guillermo Larrea comentó que las empresas están optando no sólo por ofrecer sus servicios y productos en el mercado tradicional, sino en plataformas digitales, para lo cual requieren asesoría eficaz para hacer frente a los nuevos retos y problemas.

Al respecto, comentó que el delito de fraude se ha vuelto un problema mucho más relevante en el mundo digital, que en el físico. Para ello, firmas como Jones Day se han preparado para asesorar y acompañar a los clientes en la era tecnológica.

Mencionó que como empresa no sólo son precursores del compliance, que es el conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las organizaciones a fin de identificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan, así como para establecer mecanismos de prevención, gestión y control frente a esos, sino del compliance digital.

“Hemos visto que estas compañías no solamente necesitan tener temas de compliance en ética, en transparencia, sino que necesitan tenerlo en un mundo digital, este compliance para nosotros se llama compliance digital. La transformación pega en todas las áreas e industrias tradicionales y no tradicionales”.

Perfil

  • Abogado corporativo con particular enfoque en el área de compliance en Latinoamérica.
  • Tiene experiencia en investigaciones en la región por el soborno bajo el Sistema Nacional Anticorrupción Mexicano, la Ley Norteamericana de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), y la Ley Antisoborno del Reino Unido (UKBA).

Jones Day

Es uno de los mayores despachos internacionales en México, con más de 60 abogados que brindan servicios legales a clientes locales e internacionales, con negocios en México y a través del mundo. Es una firma de origen estadounidense y tiene presencia en los principales centros financieros del mundo. Cuenta con alrededor de 2,700 abogados y 900 socios.