¿Qué es el golpe de calor?

El golpe de calor es un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, generalmente como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o del esfuerzo físico en altas temperaturas. El golpe de calor es la forma más grave de lesión por calor y puede ocurrir si la temperatura del cuerpo alcanza los 40 °C o más.

El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia. El golpe de calor sin tratar puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos. El daño empeora cuanto más se retrasa el tratamiento, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte.

¿Cuál es su impacto en la productividad?

De acuerdo con un informe publicado por “The Lancet”, alguno de los impactos del aumento de la temperatura es la reducción en la productividad laboral, con un 5,3%, pero sobre todo afectando la salud del personal, pudiendo causar ausentismo laboral e incluso la muerte.

¿Cuáles son los síntomas principales?

Algunos de los síntomas que puedes presentar son temperatura corporal elevada, alteración del estado mental o del comportamiento, como confusión, irritabilidad, problemas con la dicción, delirio, convulsiones y coma, la sudoración se ve afectada, por lo que la piel se verá enrojecida y al tacto seca y caliente, náuseas y vomito, respiración acelerada, dolor de cabeza y el pulso aumentado.

¿Por qué sucede?

Ocurre cuando te encuentras en un ambiente caluroso, durante periodos prolongados, como en una oficina o bodega sin ventilación, también por realizar alguna actividad extenuante en un clima caluroso, la afección puede aparecer por usar demasiada ropa y por hidratación inadecuada, ya sea por consumo de alcohol o falta de agua.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existen factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer un golpe de calor, como falta de aire acondicionado o ventilación, edad (niños y adultos mayores), algunos medicamentos*, enfermedades crónicas, como cardiacas y pulmonares, también sedentarismo y obesidad.

¿Cómo lo puedo prevenir?

Debes tomar precauciones cuando la temperatura ambiental se eleva y no estás acostumbrado a este tipo de clima. Se recomienda vestir ropa ligera, protegerte con sombrero o gorra si tus actividades son al aire libre, aplicar protector solar y beber abundantes líquidos, evitando alcohol y bebidas gaseosas. Si tu trabajo te impide evitar actividades extenuantes en clima caluroso, bebe abundantes líquidos y descansa frecuentemente en lugares frescos.

¿Qué hago si presento alguno o la mayoría de los síntomas?

Es necesario acudir con tu médico o al servicio de urgencias para que se te pueda darte la atención adecuada.

Dr. Ricardo Mondragón Sánchez es Director General de Hospitales y Clínicas Gin Group y Médico Especialista en Cirugía General, Cirugía del Aparato Digestivo y Trasplante de Órganos

Ana Pamela Guillen Libien es Estudiante de la Licenciatura en Médico Cirujano.