“Las ferias de empleo me ayudan a conocer el mercado de trabajo y saber qué necesito para postular”, explica a Eduardo Castro, de 19 años, a Factor Capital Humano. Él y José Alberto Icaza, de 59, llevan su resumen profesional en código QR (siglas en inglés de Quick Response, respuesta rápida), “así ya no cargo hojas y los reclutadores lo escanean al instante”, señala el hombre mayor.

Ambos han acudido a la tercera edición de ExploEmpleo, organizada por la empresa especializada en bolsas de empleo OCCMundial y que se celebró el pasado día 13 y 14 de julio.  La abrumadora mayoría de los más de 15 mil asistentes no lleva una carpeta llena de copias en papel de su currículum vitae (CV), sino un código QR en la pantalla de su celular.

Antes del evento se han registrado a través de la aplicación móvil de la organización que les permite generar un QR específico para su currículum. El QR funciona como un código de barras, que se puede escanear, pero su imagen es la de un cuadrado lleno de puntos. Para acceder a un currículum, los reclutadores solo tienen que escanear el código que los candidatos llevan en la pantalla de su celular.

Los candidatos que no saben utilizar esta tecnología reciben el apoyo de varias decenas de colaboradores de la organización equipados con tabletas electrónicas para apoyarlos.

Rescatar el capital humano formado por los adultos mayores

“Es la primera vez que utilizo esta forma de presentar mis datos, pero no fue tan difícil”, cuenta José Alberto Icaza. Pronto cumplirá 60 años y será considerado como de la tercera edad o adulto mayor. “Busco trabajo en el área de almacén, inventarios o distribución. Desde marzo me quedé sin chamba y, obviamente, mi edad es una limitante”.

En México “hay poco más de 12 millones de personas de 60 años o más, y a veces olvidamos a ese sector. Los adultos mayores no queremos ser espectadores, queremos estar dentro”, había mencionado en su discurso durante la inauguración de la feria Pedro Borda, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

Pedro Borda, Director General de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos, abogó por retener a los trabajadores de mayor edad. Foto: Adriana Hernández

En su intervención, Pedro Borda pidió a los reclutadores “rescatar ese talento” y contratarlos. Mencionó que algunas empresas han despedido 10 mil y hasta más trabajadores, dejando perder así el conocimiento que ellos tenían. “El sector energético entró a una etapa diferente. Los invito a que pensemos en esos hombres y mujeres que tienen cariño y experiencia”.

Icaza busca un trabajo “más estable. En mis anteriores trabajos me contrataban por temporadas”. Está casado y, “por fortuna” , lo que gana es solo para él y su esposa; sus hijos ya son autosuficientes. Pero aún le falta terminar de pagar su casa. Estudió ingeniería industrial en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y a sus 59 años, espera ganar entre  9 y 12 mil 500 pesos.

Ser madre no es un impedimento

Este  rango de salario es cercano a lo que gustaría ganar apide Bianca Martínez: 13 mil 500 pesos, que es lo que ganaba hasta junio pasado en la notaría en la que trabajaba. La abogada de 35 años tiene cuatro meses de embarazo. “Así que también necesito que me den seguro social, para que mi bebé nazca bien”.

En su trabajo anterior, dice, la despidieron cuando supieron al saber que está embarazada. “Desde que entré a trabajar ahí, hace dos años, me dijeron que me anotarían en el seguro social, pero nunca lo hicieron. Y ahora ése fue el motivo para despedirme, me dijeron que como no me podrían asegurar, mejor me fuera a buscar en algún lugar”.

Bianca espera que su maternidad no sea impedimento para que la contraten. “Hasta ahora no me han dicho nada, al contrario, en algunos locales hasta me dieron un correo directo para mandarles mi CV. Pero no sé a la hora de la entrevista”.

Ya había acudido a las primera dos expos de OCCMundial, y esta edición le ha parecido la mejor. “Antes tenían muy pocas ofertas laborales para mi carrera, leyes. Casi todo era administrativo, recursos humanos y contable. Pero ahora veo muchas más oportunidades para mí”.

Tanteando el mercado laboral

Y mientras Bianca Martínez y José Alberto Icaza tienen la premura de encontrar trabajo, Eduardo Castro, de 19 años, apenas está sondeando el mercado laboral. “Todavía estoy estudiando redes y telecomunicaciones” en la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl (UTN), en el estado de México. “Apenas estoy viendo las opciones que hay para cuando me gradúe”.

Según un estudio de la Asociación de Internet, “nueve de cada 10 internautas buscan empleo utilizando bolsas de trabajo en línea”, manifestó Fidel López Martínez, subdirector de mercadotecnia de OCCMundial,  durante la ceremonia de inauguración de la feria. "De esa población, 70 por ciento encuentran trabajo en nuestra  plataforma", añadió.

Por ahora Eduardo prefiere indagar en las ferias de trabajo. El joven previsor aprovecha este tipo de eventos para platicar con los reclutadores y “ver en qué debería ampliar mis conocimientos”. Usa pantalón de vestir y una camisa formal bien planchada. Va preparado como si fuera a una entrevista.

Con tono serio pregunta al personal de una empresa de sistemas si es indispensable tener dos años de experiencia en el ramo. Le responden que sí para el puesto que están ofertando: el de programador con un sueldo 19 mil pesos mensuales. Él, por ahora, pide 7 mil.

Me gustaría encontrar un empleo en el que me den la oportunidad de empezar desde cero, sin experiencia”, comenta a Factor Capital Humano. “En la expo he visto muy pocos así, pero tengo la esperanza de encontrar uno”.

Nuevos empleos en México

Las ferias de empleo son una manera menos “despersonalizada” de encontrar trabajo,  según Fernando Alfredo Maldonado Hernández, subsecretario de Empleo y Productividad Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). 

Durante la inauguración del evento, el funcionario informó que esta administración federal creó 3 millones 900 mil nuevos empleos formales. “Esto es 500 mil más que lo que se generaron en las dos anteriores”, subrayó. “Hoy contamos con una plantilla formal de trabajadores cercana a los 19 millones 900 mil y hay 16 mil vacantes en la zona metropolitana”, detalló.

Unos 15,000 candidatos acudieron a ExpoEmpleo en CDMX.  Foto: Adriana Hernández

Las exposiciones de empleo “son una fuente distinta de reclutar talento muy útil para nosotros. Encontramos perfiles más variados que en las bolsas de empleo”, comenta Gabriela Bojórquez, de Eco Sistemas México. Esa empresa presta servicios de tecnología de la información, software o servicios de seguridad a compañías como Comex, Siemens y Alsea.

“Lo que invertimos en montar este local en la Expo es en realidad muy poco comparado con el beneficio que logra nuestra empresa”: aproximadamente 4 mil pesos en la impresión de folletos y mamparas con el logotipo de la compañía.

El mejor candidato está en línea

Un buen candidato habla dos idiomas, tiene una especialización y disponibilidad de horario y no le importa cambiar de residencia, “porque cada vez hay más vacantes en Jalisco, Nuevo León, Querétaro y Yucatán. Está creciendo número de empleos bien remunerados en los estados”, sostiene Bibiana Ávila, directora ejecutiva de HR Great People, una consultora de Recursos Humanos de la Ciudad de México.

Para Ávila, “la manera en la que proyectes tu experiencia, los logros, el tipo de industria en la que estás enfocado” es la que puede garantizar la contratación. “Al 80 por ciento de nuestros candidatos les falta algo en el CV o la entrevista”.

Otra falla, desde su punto de vista, es no tener perfil en LinkedIn ni en OCCMundial. “Son herramientas básicas para el reclutador, de ahí sacamos información muy valiosa del candidato”.