Mujeres en distintos ámbitos, pero con un alto compromiso por impulsar el empoderamiento de ellas, presentaron sus experiencias en el Foro “La Mujer como Capital Humano en los negocios, la administración pública y en la propuesta del nuevo Gobierno de la República”, organizado por El Economista y GINgroup.

Mariví Esteve de Murga, directora de NSC Asesores, expuso que en México sólo 6% de los Consejos de Administración están ocupados por mujeres; sólo 2% son presidentas del Consejo y, no sólo eso, “estamos retrasados del mundo, donde tenemos que en Europa del norte 73% del Consejo está formado por mujeres, donde podríamos ver la gran brecha que tenemos, sino también la gran brecha que tenemos en países también de América; en Estados Unidos y Canadá el porcentaje es 20%, en Colombia es de 13% y arriba de nosotros está Chile con 7% y el mismo Brasil”.

De ahí que “el empoderamiento de la mujer es poder acallar esa voz que nos sabotea, ese saboteador que tenemos internamente que nos dice ‘no se puede’, para mí eso es simple y sencillamente empoderar”.

Adriana Gaytán Moret, directora del Centro de Formación Integral de la Mujer, expuso que “tenemos que crear un mundo de nuevas oportunidades de nuevas circunstancias. La violencia no se combate con más violencia, el feminismo no combate al machismo, el machismo no combate al feminismo, somos una sociedad de hombres y mujeres, independiente de nuestras preferencias, de nuestro nivel sociocultural y económico, por tanto, quiero decirles que en el siglo XXI el socializar es un gran reto”.

Por ello, “las empresas deben tener desde becarios hasta personas mayores, el tema de inclusión es fundamental para el aprendizaje, no podemos aprender sólo de 18 a 35 años”.

En su turno, Mary Carmen Bernal, directora académica de Dalia Empower, expuso que ante el compromiso con las mujeres, “nos dimos a la tarea de hacer una investigación para ver qué es lo que estaba pasando en el mundo respecto a temas de desarrollo, en cuestión de mujeres, para ver qué podríamos tropicalizar y adaptar a nuestro país, pensando que todavía los números en México, y todos lo sabemos, la participación de la mujer, en la toma de decisiones y en posiciones estratégicas sigue siendo todavía muy, muy incipiente”.

Así, nació Empower, “es un centro de desarrollo en donde buscamos formar tres grandes temas. Primero, desarrollar una serie de competencias que le permitan a la mujer hacerse visible tanto en el sector privado como en el sector público”; y una de las competencias que buscamos y desarrollamos es precisamente el pensamiento creativo”.

pmartinez@eleconomista.com.mx