En agosto pasado, la generación de empleo formal en el país cayó 5.3 por ciento  a 114,189 plazas laborales; no obstante, se rebasó el umbral de los 20 millones de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reportó el organismo.

Especialistas señalaron que agosto empieza a mostrar un menor dinamismo en las contrataciones laborales para el cierre del año, “de manera cíclica cada año se pierden arriba de 200,000 plazas de trabajo, y es ahora cuando se empieza a sentir la disminución de las contrataciones. La decisión de los empleadores puede estar marcada por varios factores, entre ellos el cambio de gobierno y el acuerdo comercial con Estados Unidos”, destacó María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

Cabe destacar que el gobierno federal mantiene su meta de llegar a 4 millones de empleos en todo el sexenio, cifra que es superior a la reportada por las dos administraciones anteriores juntas.

De las plazas permanentes generadas en agosto, 84.6 por ciento fueron permanentes; mientras que las eventuales, sumaron 17,681.

De enero a agosto del 2018 la generación de empleos es de 644,978 puestos, monto 4.62 por ciento  inferior al nivel observado durante el mismo período del 2017. No obstante, el IMSS destacó que el número de empleos generados “es el segundo mayor durante el periodo en los últimos 17 años y es 217,322 empleos o 50.8 por ciento mayor que el promedio de periodos iguales de los 10 años previos (427,656)”.

El sector económico con el mayor dinamismo en la generación de puestos de trabajo en agosto fue el de transportes y comunicaciones, donde se contrataron 6.3 por ciento más trabajadores; le siguieron el sector agropecuario con un avance de 5.9 por ciento y el de la construcción con 4.9 por ciento. El sector económico que muestra la más baja creación de empleo es el eléctrico con 0.7 por ciento; y le siguen servicios sociales y comunales con 2.2 por ciento; y la industria extractiva con 2.7 por ciento.

Víctor Chávez, socio director de Grupo Human, destacó que “notamos cautela por parte de los empleadores. Sin embargo, no vemos que se vaya a dar destrucción de empleo o que se vaya a frenar la contratación de trabajadores. Por ahora los empleos que se crean son porque hay una verdadera necesidad por parte de las empresas, pero fuera de eso, no podemos hablar de un mayor crecimiento”.

El IMSS informó que los estados con mayor incremento anual de empleo fueron Quintana Roo, Zacatecas y Baja California Sur con aumentos superiores a 7.5 por ciento; mientras que los estados del sur, Tabasco y Guerrero siguen mostrando una baja contratación con menos 1.9 y 0.7 por ciento, respectivamente.

[email protected]