La baja tasa de contratación de seguros por parte de pequeñas y medianas empresas (pymes) en México no solo es un problema para la aseguradoras. Es sobre un todo un importante freno par el crecimiento de la economía nacional.

De las 4.1 millones de pymes que existen en México, tan sólo 5 por ciento  de ellas cuenta con algún tipo de seguro que las proteja contra los diferentes riesgos a los que están expuestas.

El dato preocupa porque las pymes generan 72 por ciento del empleo en el país y aportan algo más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con datos del Instituto Mexicano de Estadística y Geografía (Inegi).

8 de cada 10 pymes no llegan a los 2 años

Según Mario Diez de Bonilla, director de Seguro Pymes de GNP Seguros,  un poco más de 80 por ciento de las pymes no sobrevive a los dos primeros años de operación:

 “Una de las razones principales de esta elevada tasa de fracaso son los riesgos sociales y operativos a los que están expuestas y que les pueden generar importantes pérdidas económicas".

El ejecutivo indicó que disponer de un seguro significa para una pyme tener un respaldo ante cualquier riesgo, ya sea social, operativo e incluso, meteorológico que les permitirá mantener o restablecer sus operaciones en el caso de un siniestro.

De esta manera estará protegiendo tanto el propio negocio como el capital humano que lo integra.

"Es fundamental fomentar la cultura de aseguramiento de las pymes. Contratar un seguro contribuye, de manera directa, a su crecimiento porque protege el negocio a todos los niveles: sus operaciones, sus bienes y su personal ", explicó Mario Diez de Bonilla.

El seguro es un instrumento financiero

Ramírez, gerente de Líneas Estandarizadas de AXA Seguros, aseveró que la baja penetración del seguro en las pymes demuestra su poca sensibilidad en materia de protección.

"Si las empresas entendieran que los seguros son instrumentos financieros que les ayudan a mantener su operación y garantizar la continuidad de su negocio, este porcentaje sería mayor", añadió.

Explicó que los riesgos a los cuales están expuestos dependen del tipo de negocio y su ubicación geográfica. Los riesgos más comunes tienen que ver con la inseguridad (robo de efectivo, vehículos o equipamiento), fenómenos meteorológicos y desastres naturales.

Los daños por desastres meteorológicos pueden poner en peligro la supervivencia de las pymes. Foto: Cuartoscuro

El ejecutivo de Axa reconoció que la baja tasa de aseguramiento de las pymes no no sólo se debe a la tradicional falta de prevención del mexicano. También es por que las aseguradoras no han logrado acercarse de manera adecuada a sus clientes.

¿Cuáles son las coberturas indispensables?

Rodrigo Aburto, socio de Servicios de Asesoría para el Sector Financiero de la consultoría EY, explicó que el mercado ofrece a las pymes toda una gama de productos con diferentes coberturas que pueden ayudarlas a solventar los gastos que podría ocasionarles un siniestro sin llegar a la quebrar en el intento.

Para Aburto, dos de los seguros indispensables con los cuales toda pyme debe contar son el de responsabilidad civil y el de daños.

"Los dos son importantes para salvaguardar la infraestructura si se da algún evento como terremoto, vandalismo, fuego y robo. Siniestros de este tipo pueden llevar a la pyme a la quiebra", aseveró.

Proteger el parque vehicular

Las empresas que manejen una flotilla de automóviles, o incluso un sólo vehículo, deberán contar con un seguro que les protege contra robos o accidentes.

También, agregó, es necesario contar con un seguro de nómina. Este seguro cubre la falta de liquidez para pagar la nómina cuando esta es consecuencia de un determinado tipo de siniestros: terremotos, huracanes o fallos en el sistema de pagos.

De esa manera, los trabajadores no se quedan sin nómina por razones totalmente ajenas a la empresa.

Otros dos seguros importantes para las pymes dan cobertura específica a sus empleados: el de gastos médicos mayores y el de vida.

Si bien esos serían los seguros indispensables, Rodrigo Aburto refirió que también conviene considerar los de casa habitación  (en el caso de que la empresa tenga su sede en una casa), el de responsabilidad profesional y de riesgos cibernéticos.

¿Cuánto cuesta?

Muchos empresarios creen que contratar un seguro para cubrir los riesgos a los que está expuesto su negocio, cuesta muchísimo dinero y solo está al alcance de las grandes empresas.

El incendio está extinto, pero empiezan los quebraderos financieros. Foto: Cuartoscuro

Nada está más lejos de la verdad. La mayor parte de las pólizas son bastante flexibles y, con ayuda de un buen asesor, el cliente puede elegir las sumas aseguradas, el coaseguro (el porcentaje de la pérdida que no está cubierta por el seguro), las exclusiones y la forma y la frecuencia de los pagos. 

Por ejemplo, la póliza del paquete con coberturas específicas para empresas de AXA, puede costar entre 2,200 y 100,000 anuales. 

Mejor, asesorarse con un experto

Antes de contratar un seguro para, es recomendable que el empresario busque un experto que lo guíe en la compra de un seguro que realmente corresponde a sus necesidades.

"Por la baja cultura de prevención que tenemos, es muy importante la asesoría de un agente especializado. El cliente puede acercarse directamente a la compañía de seguros, pero la mejor manera de comprar un seguro es ir con un experto. Esto  garantizará una compra más inteligente", refirió Daniel Ramírez.

Por su parte, Rodrigo Aburto señaló la importancia de que las pymes hagan un autoexamen e identifique los riesgos a los que están expuestas.  De esta manera tendrán el seguro adecuado, y no alguno que al final no cubrirá los siniestros que se presenten en el camino.

En este sentido, refirió que contratar los seguros necesarios forma parte de  una adecuada administración de riesgos, que resulta esencial para el crecimiento y la supervivencia de las pymes.