Ahora es Citibanamex, filial del estadounidense Citigroup, el que dio a conocer que despedirá a alrededor de 2,000 empleados, con lo que se suma a BBVA Bancomer, de donde saldrán cerca de 1,500 y a Interacciones, cuyo proceso de fusión con Banorte derivó en el despido de poco más de 300 personas hace algunos meses.

Fuentes del banco detallaron que hoy Citibanamex se encuentra en un proceso para simplificar su estructura organizacional, que es parte de la transformación que inició hace dos años, cuando anunció su plan de inversión por 25,000 millones de pesos.

El objetivo del proceso de simplificación, puntualizaron, es que el banco se consolide como una organización más horizontal y simple para ofrecer la mejor experiencia bancaria a sus clientes.

Pese a los despidos, el banco aseguró que seguirá como el principal generador de empleos directos en el sistema financiero, con cerca de 36,000 colaboradores, además de que cada año contrata a alrededor de 12,000 nuevos colaboradores.

Los 2,000 empleados que serán despedidos, representan el 5.5% del total, además de que, a decir de las fuentes, superará lo establecido en la Ley Federal del Trabajo con todos y cada uno de sus colaboradores designados durante este proceso, al tiempo que ofrecerá un servicio de asistencia y capacitación para facilitar la transición de su carrera.

Las fuentes consultadas refirieron que Citibanamex mantiene operaciones óptimas y finanzas sanas, con un crecimiento sostenido durante 2018, y resaltaron que en este proceso no habrá cierre de sucursales por la simplificación ni tampoco afectaciones en los servicios del banco.