Cada vez más cerveceros artesanales mexicanos están haciéndose un hueco en en el mundo. Y cada vez son más los países que se enamoran de las texturas de las cervezas mexicanas. Un buen ejemplo es la Cervecería Allende, que con sólo tres años en el mercado ya exporta a Estados Unidos, España, Francia, el Reino Unido y China.

“A China mandamos un primer envío el año pasado y esperamos resurtir un segundo en verano. Nuestro principal objetivo sigue siendo el mercado de Estados Unidos, pero también exportamos a las Islas Caimán”, dijo en entrevista a El Economista Rodrigo Moncada, fundador de la empresa.

Rodrigo Moncada, fundador de Cervecería Allende
Rodrigo Moncada, fundador de Cervecería Allende

De acuerdo con datos de Deloitte y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2016, México se convirtió en el cuarto productor de cerveza en el mundo, superando a Alemania.  En 2017 la producción de cerveza alcanzó los 110 millones de hectolitros, 5% más que el año anterior.

A nivel global, México es el primer exportador de cerveza: 30 por ciento de la producción nacional país se exporta. En 2017 las exportaciones alcanzaron los 33 millones de hectolitros, 2.8 por ciento más que en el 2016. Mas del 80 por ciento de las exportaciones de cerveza se envía a los Estados Unidos. Después siguen destinos como el Reino Unido (2.7%), China (2.3%), Chile (1.7%) y Canadá (1.4%). Trabajo pionero de Cuauhtémoc y Grupo Modelo

“Gracias al buen trabajo que han hecho, tanto Cervecería Cuauhtémoc como Grupo Modelo, que pusieron el nombre de las cervezas mexicanas muy en alto, el consumidor busca cervezas mexicanas porque sabe que son de calidad”.

Distribución en Estados Unidos

Rodrigo Moncada explicó que la fama de su marca ha crecido tanto que la buscan en otros países como Canadá y Colombia, donde cerrará un trato este trimestre.

Cervecería Allende exporta a Estados Unidos a través de distribuidores directos en cada uno de los estados. Actualmente están presentes en Nueva York, Massachusetts, Florida, Illinois, y están por cerrar Texas y California.

En los demás países, son los importadores quienes se encargan de la comercialización. De esta manera, la cerveza artesanal del Bajío llega a Gran Bretaña, Islas Caimán y España.

"La idea detrás de cerveza Allende es embotellar a México, sus colores, sabores, tradiciones y cultura. Nuestros diferenciadores son la calidad de producto y los procesos, y que para cada momento hay una cerveza Allende adecuada ".

Mercadotecnia

La Cervecería Allende apuesta por una fuerte imagen de marca con una etiqueta que retrata la ciudad de San Miguel de Allende, con la catedral y sus colores característicos.

Artistas como Claudio Limón diseñan ediciones especiales para eventos como bodas, que incluyen el nombre de los novios y la fecha del enlace.

"La idea de personalizar las etiquetas surgió porque uno de los socio se casaba y sabíamos que no podía hacer otra cerveza más que Allende. En esa boda vendí ocho cajas más sólo porque a los invitados les encantaba la etiqueta y cada festejo han surgido más contratos", recuerda Moncada.

Para el Mundial de fútbol, la empresa sacara una edición especial inspirada en la camiseta de la Selección Mexicana. En el cuello, las botellas lucirán el número 12, que hace referencia a la afición, que muchas veces es considerada el décimosegundo jugador.

Moncada agregó: "Con estos detalles en las etiquetas, podemos generar distintas emociones en el público y esto nos permite llegar a distintos públicos".

Un trabajador en la fábrica de San Miguel de Allende  < /figcaption>

Recursos Humanos

 

Para Rodrigo Moncada, una buena gestión del capital humano es uno de los factores más importantes del éxito de la cervecería: “Hay que ser exigente para poder lograr los objetivos y a la vez transmitirles a los trabajadores la visión y la razón por la que trabajan con nosotros y no en otra empresa”.

 

La cervecera tiene oficinas en la Ciudad de México, donde un equipo de cinco personas coordina la logística y el trabajo administrativo. En la fábrica ubicada en San Miguel de Allende trabajan unas 25 personas.

 

En momentos específicos con mucha demanda, la empresa contrata de manera temporal a personas de la comunidad desde señores jubilados, amas de casa hasta jóvenes que trabajan después de la escuela para toda el trabaja de empaque y preparación de los envíos.