Evaluar el desempeño de un portafolio de inversión en función de rendimientos anuales es una convención usualmente utilizada. Tratándose de fondos de pensiones, como es el caso de las siefores, la evaluación del desempeño en ventanas de tiempo reducidas puede llevar a conclusiones erróneas.

¿Cuál es el horizonte para el retiro de los afiliados al sistema de cuentas individuales?

De acuerdo con la edad de los afiliados y su distribución en cada fondo, en promedio los afiliados al Sistema de Ahorro para el Retiro se retirarán dentro de 26 años, lo que implica que las siefores deben tener plazos de inversión largos, para de esta manera alinear las estrategias de inversión con el horizonte para el retiro de sus afiliados.

¿Cuáles son los plazos de inversión por tipo de fondo?

Los afiliados a la SB5 tienen un horizonte para el retiro de 39 años y representan 15.6% de los afiliados, actualmente el plazo promedio de inversión de este fondo es de nueve años; los afiliados a la SB4 se retirarán en promedio dentro de 34 años y representan 35.3% de las cuentas en el sistema; los cuentahabientes de la SB3 tienen un horizonte para el retiro de 24 años y representan 23.3% de las cuentas totales; por otra parte, la SB2 agrupa a 18.2% de los afiliados, quienes se retirarán en promedio dentro de nueve años; finalmente, la SB1 agrupa a los afiliados con menor horizonte para el retiro (cinco años), quienes representan 7.6% de las cuentas en el sistema.

¿Qué implicaciones tienen los plazos de inversión en la medición del desempeño?

Debido a que las siefores deben calzar el horizonte para el retiro de sus afiliados con plazos de inversión, para maximizar el rendimiento esperado en el largo plazo, en ocasiones estos fondos hacen frente a la volatilidad a corto plazo, con el objetivo de lograr rendimientos atractivos en un horizonte más amplio.