El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Bernardo Altamirano Rodríguez, señaló que no existen aún focos amarillos que adviertan incrementos en los precios de los productos de la canasta básica.

Destacó que a pesar de la volatilidad del mercado cambiario en las últimas semanas, donde el dólar se encareció más de 10% en poco menos de un mes, no hay pretexto ni justificación para que proveedores o comerciantes impulsen un incremento de costos.

Por ello indicó que el organismo a su cargo intensificará la vigilancia a través de los operativos de verificación, mientras el mercado cambiario continúe volátil.

El titular de la Profeco, insistió en que hasta el momento los resultados del programa Quién es quién en los Precios no revela algún incremento en los costos de los productos.

No tenemos todavía un foco amarillo que advierta que ya se está reflejando en precios finales a los consumidores; esto no impide que nosotros sigamos con nuestro trabajo , dijo.

En entrevista, el funcionario confió en que la alta cotización del precio del dólar sea temporal, ya que sólo responde a las presiones del mercado financiero internacional.

Yo quiero ser muy claro: no conviene generar especulación; sobre todo porque esperamos que esta presión internacional sea de muy corto plazo y en la medida en que conozcamos el impacto final, no queremos generar una medida especulatoria.

Es importante que nosotros sigamos monitoreando, verificando y observando todos los precios, pero no anticipamos ningún ajuste o presión a los precios de la canasta básica , aseguró.

Altamirano indicó que a nadie le conviene apostarle a una escalada de precios, toda vez que se convierte en una espiral inflacionaria en donde absolutamente todos los sectores resultan perjudicados.

Por tanto exhortó a la ciudadanía a denunciar ante la Profeco cualquier incremento injustificado.

Reiteró que la procuraduría se mantendrá al tanto de sancionar cualquier incremento arbitrario.

Cabe recordar que la Profeco puede aplicar multas de más de dos millones de pesos en caso de detectar incrementos injustificados, sobre todo para el caso de productos y servicios de primera necesidad.

klm