Viajar a Europa a un menor costo, obtener ganancias si se invierte a largo plazo o comprar euros son algunas de las ventajas que tiene un euro barato.

Las crisis económicas son momentos de oportunidad para quien sabe aprovecharlas. Y es que mientras los mercados tiemblan por el desplome del euro y la crisis en Grecia, esto tiene su lado positivo, aunque sea limitado.

Se puede obtener algo de dinero al comprar euros. Aquí el riesgo es que aún puede haber fluctuaciones y si compras ahora, existe el riesgo de que la moneda baje un poco más , explica Fabiola Guzmán, asesora de Grupo Financiero Monex.

Cabe recordar que en el peor momento de la crisis financiera mundial 2008-2009, el euro alcanzó hasta 21 pesos, comparado con ahora que está en 16.08 pesos.

La experta agrega que se puede invertir en bonos a diferentes plazos, en otro tipo de monedas o adquirir papeles en euros y esperar a que se revalúen por ejemplo, en un periodo de seis meses.

De esta forma estarías generando un rendimiento por el papel y también por el tipo de cambio. Cuando mucha gente escucha las palabras crisis, euro abajo, dólar arriba, es cuando llega el temor de los inversionistas que venden o sacan todas sus inversiones. Sin embargo, puedes comprar a largo plazo o adquiriendo acciones a precio muy bajo .

Impacto limitado

Por su parte, Jesús Blancas Cabrera, subdirector de promoción institucional de Monex, considera que la fluctuación del euro afecta poco al mexicano de a pie, ya que esa moneda se usa básicamente para cuestiones de turismo, no nos afecta en nada, ya que nuestro comercio con la comunidad europea es mínimo y básicamente dependemos del dólar , explica.

Por ejemplo, El Economista se puso en contacto con ItalautoMéxico, una de las concesionarias que tiene la automotriz italiana Fiat, donde informaron que los precios de los vehículos no se han modificado, ya que el precio se cotiza en moneda nacional.

En cuanto a comprar euros, Blancas recomienda esperarse un poco porque es probable que se siga depreciando un poco en el corto plazo, pero a futuro podría ajustarse sobre nuestra moneda.

En lo que respecta al dólar sí deberíamos preocuparnos si sube demasiado, debido a la estrecha relación comercial que tiene nuestro país con EU.

Cuando el dólar está bajo se refleja de inmediato en la inflación. Por ejemplo, en los últimos dos meses los precios han descendido porque se han abaratado muchos productos que en su mayoría son importados de Estados Unidos , explica el ejecutivo.

glopez@eleconomista.com.mx