Enero es un mes en el que muchas personas solicitan préstamos para salir de la cuesta de enero y algunas veces, por la urgencia de contar con efectivo, los usuarios corren el riesgo de contratar un crédito muy caro o, en el peor de los casos, caer en manos de defraudadores.

Por eso, la Condusef recomienda lo siguiente para obtener un préstamo en caso de necesitarlo, pero evitar ser víctima de algún tipo de fraude:

1) Las instituciones reguladas y supervisadas ofrecen sumas de dinero de acuerdo a su capacidad de pago.

2) Las empresas serias no solicitan ningún tipo de pago por gestoría antes de otorgar el préstamo.

3) Cuidado con los créditos exprés que no revisan Buró de Crédito, esas modalidades suelen ser fraudulentas.

4) Si solicita un crédito por medio de una aplicación móvil, tenga cuidado al momento de otorgar los permisos de seguridad, ya que podrán acceder a sus contactos, a la galería multimedia u otro tipo de información sensible.

valores@eleconomista.mx