El Poder Judicial de la Federación otorgó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) un amparo que establece que los derechos de los consumidores deben catalogarse como derechos humanos, por lo que se avala que los 9,781 representados por la Procuraduría en el concurso mercantil de Mexicana sean considerados acreedores privilegiados para el pago de los créditos.

De manera que los consumidores representados por la Profeco se ubican en el segundo lugar dentro del orden de prioridad que se siga en la resolución del concurso interpuesto por la aerolínea, justo después de los trabajadores de la empresa.

Previo a esta resolución, los consumidores estaban catalogados como acreedores comunes, por lo que estaban en el último lugar de pagos, dio a conocer la Procuraduría.

La sentencia emitida por el Tribunal destaca que la forma para proteger adecuadamente los derechos de los consumidores afectados por el cierre de Mexicana es ubicarlos a la par que los acreedores con garantías reales.

Juzgamos que su posición en el último lugar de las categorías previstas para el pago de los créditos en el concurso, como es la de los acreedores comunes, reduce sus posibilidades de ser resarcidos de modo efectivo por el incumplimiento de la comerciante en la prestación del servicio contratado , manifestó el Tribunal en la sentencia.

[email protected]