Debido a que las tarjetas de crédito pueden ser productos muy accesibles, pero, en ocasiones, necesarios para comenzar un historial crediticio así como hábitos financieros saludables, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) exhortó a las personas a usar estos productos con cautela, específicamente los destinados a los usuarios jóvenes, como los universitarios.

“En cuanto a crédito, la oferta de productos especializados ha crecido ampliamente: tarjetas para mujeres, otras que acumulan puntos por viajes y aquellas dirigidas a los universitarios que se preocupan por iniciar su vida laboral y comenzar su historial crediticio”, indica en su publicación Proteja su Dinero.

Antes de elegir un plástico, la dependencia sugirió que el joven se pregunte si una tarjeta de crédito es realmente es necesaria.

“Debes saber que un crédito es una herramienta muy útil, siempre y cuando lo uses de forma adecuada. En concreto, puedes financiar artículos que normalmente no podrías comprar al momento, por ejemplo: electrodomésticos, gadgets electrónicos, muebles, pagar un viaje, etcétera”, explica.

Aunque algunas personas aún le temen al uso de tarjetas de crédito, la Condusef considera que pueden sacar de varios apuros. “Lo importante es tener una adecuada planeación financiera y saber cuál es tu capacidad de pago y endeudamiento”.

Algunos plásticos ofrecen varios beneficios extras, como la exención del pago de anualidad, la posibilidad de diferir las compras a meses sin intereses y la acumulación de puntos y recompensas.

Sin embargo, el principal beneficio en el buen manejo de una tarjeta es generar un historial crediticio que permita acceder a nuevas modalidades de crédito y con préstamos mayores, para adquirir, por ejemplo, un auto o una casa, enfatiza.

Por ello, agrega, “si aún eres universitario y piensas que por tu situación actual no hay tarjetas de crédito para ti, hay algunas opciones pensadas para jóvenes que inician su camino financiero. Ten presente que es por ello que su límite de crédito no es tan alto (éste depende del nivel de ingresos que compruebes)”.

De acuerdo con el estudio Cultura financiera de los jóvenes en México, 71% de los encuestados declara haber solicitado alguna tarjeta de crédito, recuerda la dependencia, por lo que exhorta a evaluar cada plástico y optar por uno que sea útil.