Muchas universidades del país terminan sus semestres en el próximo mes de mayo. Si has terminado tu carrera universitaria o estás por hacerlo, hay un nuevo reto en tu vida: estás por entrar al mundo real. Esto significa que las decisiones que tomes en las próximas semanas, tendrán una fuerte influencia en tu vida futura.

Normalmente lo primero que uno hace cuando se gradúa o incluso desde antes, es buscar trabajo. Para muchos esto se convierte en odisea: en México muy pocas empresas tienen vacantes y la demanda para ocupar estas plazas es inmensa. Te recomendamos iniciar en la bolsa de trabajo de tu universidad o bien buscar la recomendación de algún maestro, otra opción es buscar en línea.

Te recomendamos que no aceptes cualquier oferta que te pongan en la mesa. A veces es de sabios saber esperar. Recuerda que una relación laboral es una relación de dos: si no te sientes a gusto donde te contratan, no funcionará. No es bueno estar saltando de una empresa a otra en busca de una mejor oportunidad.

Empieza a manejar tus finanzas

Una vez que has encontrado un empleo, comenzarás a recibir un ingreso - flujo de efectivo - por tu labor. Ésta es la primera oportunidad en la que tendrás el reto de lograr que tus ingresos te alcancen.

Empieza con el pie derecho: lista todos los gastos que esperas tener. Lista también los ingresos que esperas y haz un presupuesto. Planea ahorrar, aunque sea un poco, para acostumbrarte a hacerlo. Una cifra ideal es 10% de tus ingresos, pero puede ser menos o más. Lo importante es que empieces a tener el hábito de ahorrar.

Puedes manejar tus finanzas de varias formas: con cuaderno y pluma o bien, aprovechar la tecnología y hacerlo en una computadora. Se puede utilizar el poder que tienen las hojas de cálculo para este fin: incluso puedes graficar adónde va mensualmente tu dinero, si asignas categorías a cada uno de tus gastos; tiene la ventaja de que puedes usarlo a tu medida y obtener toda la información como más te guste. Sin embargo, también existe software especializado para el manejo en una computadora de las finanzas personales.

Personalmente utilizo el You Need a Budget (YNAB) que funciona en cualquier sistema operativo: Windows, Mac o Linux, y que tiene un enfoque muy interesante sobre el manejo de nuestro presupuesto.

Además existen otras opciones de sistemas que ofrecen opciones más integrales (como manejo de inversiones o planes para reducir tus deudas):

en Windows, existe el Quicken, el Moneydance o el GnuCash, los cuales, aunque no se venden físicamente en México, se pueden conseguir en línea (el GnuCash es gratuito ya que es de código abierto). Si tienes Mac, existe el iBank o el mismo Moneydance – también tienes disponible el GnuCash aunque es más difícil de instalar en una Mac. Aunque si usas Linux, ni lo pienses: el GnuCash es para ti.

Lo más valioso de todos estos programas son los reportes que puedes generar a partir de la información que has capturado, ya que te permiten contar en todo momento, con diferentes fotografías de tu situación. Esto será muy útil cuando hablemos acerca de crear tu plan financiero personal.

Ten cuidado con las deudas

Es importante que obtengas tu primer tarjeta de crédito, dos o tres meses después de que hayas comenzado a trabajar. Si te la niegan, busca en otro banco. Si te la vuelven a negar, entonces obtén una tarjeta garantizada con la cual tienes que constituir un depósito igual a la línea de crédito que requieres, el cual garantizará tu deuda los primeros 18 o 24 meses (dependiendo del banco). Cumplido este plazo, puedes retirar tu depósito: si has cumplido puntualmente con tus pagos el banco ya no requerirá esta garantía.

Sin embargo, ten cuidado. El truco es usar las tarjetas de forma inteligente. Si pagas 100% de tu saldo antes de la fecha límite, no te cargarán intereses y habrás gozado de financiamiento gratis. Sin embargo, si no puedes pagar el total, ten presente que las tarjetas te cargan intereses a tasas que llegan y hasta superan 40% anual.

Ten presente también que el uso de tu tarjeta determinará un historial de crédito que será registrado en el Buró de Crédito y que servirá como referencia para futuros préstamos que solicites. Asegúrate por lo tanto de hacer siempre tus pagos a tiempo.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet:

www.planeatusfinanzas.com