Para los expertos, educar a los niños en materia de finanzas les ayudará a preservar y aumentar sus ahorros en las siguientes etapas de su vida. Asimismo, manifestaron la importancia de dotar a los más pequeños de la casa con herramientas para que aprendan a ahorrar, fijar metas, administrar e incrementar su dinero.

Lo anterior creará hábitos y les facilitará la toma de decisiones futuras en relación a su patrimonio, cuando se conviertan en adultos y así poder transmitir a las siguientes generaciones este conocimiento.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y la Asociación Mexicana de Afores, 50% de los profesionistas mexicanos manifestó que nunca se les enseñó a administrar el dinero y que les hubiera gustado adquirir este conocimiento desde niños.

Uno de los objetivos de la presente administración federal y de diferentes instituciones financieras es fomentar la cultura en la materia desde la educación primaria, por tal motivo, dentro de la reforma educativa se especifica a la educación financiera como materia optativa; sin embargo, se necesita de la labor de los padres y materiales extras en estos temas.

“Para nosotros es sumamente importante y creemos que es necesario (que se le otorgue educación financiera a los niños) para que el día de mañana, cuando se conviertan en adultos, tengan finanzas sanas; por supuesto que en un panorama ideal también se espera que tengan la capacidad y el conocimiento para invertir su dinero y sacar la mayor ganancia posible”, dijo Martín Rosas, gerente comercial de Old Mutual México.

Asimismo explicó que temas como el consumo, la inversión, la utilización del crédito (el sobreendeudamiento es una de las problemáticas que más puede dañar su capacidad de formación patrimonial), el uso óptimo de los servicios financieros y, por supuesto, proteger y defender sus intereses (eligiendo correctamente las instituciones financieras a las que confiarán su dinero) se convierten en un aprendizaje para tener una planeación financiera sana.

El experto recordó que la cultura y educación financiera son esenciales para que todas las personas puedan preservar y aumentar sus ahorros y construir un patrimonio.

Por su parte, Alejandro Saracho, experto en finanzas personales, indicó que existen algunos pasos que los padres pueden dar para convertir a sus hijos en adultos con finanzas sanas.

El primero consiste en explicarle a los niños cuántos billetes y monedas existen así como su equivalencia entre unos y otros.

“Puede decirle, por ejemplo: ‘¿cuántas monedas de 10 pesos se necesitan para juntar 150? o ¿Cómo puede convertir el dinero en productos y servicios?’, explicándole con 10 pesos qué es lo que puede comprar, para que pueda ir aprendiendo qué es el poder de compra”, explicó.

Por su parte, Guillermo Seañez, director comercial de Old Mutual México, expresó que es necesario abrirles una cuenta de ahorro en el banco de su preferencia y animarlos a pensar cada compra o gasto que realicen, de esta manera se les estará enseñando a ser compradores inteligentes y que lleven un estilo de gastos apegado a sus posibilidades.

Asimismo indicó que es importante enseñarles que el dinero no surge de la magia, hay que explicarles cómo es su trabajo, qué es lo que realiza y cómo genera valor a cambio de dinero.

A los pequeños de la casa se les debe mostrar cómo trabajar y cómo vender. Una forma sencilla de hacer esto es enseñarles a lavar el auto, sacar la basura o bañar a la mascota a cambio de una ganancia o vender algún producto que esté de moda entre sus amigos.

“No importa cuánto se gane, sino qué es lo que se hace con el dinero, lo que marca la diferencia. El secreto está en cómo lo administramos, que implica lo siguiente: en primer lugar, el control de gastos, que significa no comprar por comprar; en segundo lugar, la simplificación, que se refiere a comprar lo que realmente se necesita o planea; consecuentemente, está la planeación, que es hacer un presupuesto de los gastos que se tengan, y por último, la administración, que es saber a dónde destinan los recursos que se tienen”, abundó Alejandro Saracho.

INVERSIÓN Y MANEJO DE DEUDA

Otro aspecto que como padres es importante inculcar a los niños es el de las inversiones; si desea que su hijo logre ser un adulto financieramente libre necesitará aprender a hacer trabajar su dinero. El experto explicó que, entre más pequeño aprenda, más rápido lo conseguirá.

“Se les debe explicar conceptos básicos sobre inversión, y un buen ejercicio es empezar a enseñarles a invertir en Cetes para niños, por lo que, cuando el niño reciba su dinero semanal, una parte la va a separar para inversiones y depositar a cetes (en el banco o por medio del portal). Que vean crecer su dinero es un gran incentivo para ellos, pues los motivará para cuando crezcan”, comentó Saracho.

Por último, confirmó que la deuda es uno de los mayores problemas que tiene nuestra sociedad, y entre más rápido los niños aprendan cómo funciona, será mejor.

El también escritor recomendó enseñar a los niños a medir sus impulsos de pedir prestado y hacerlos entender que cada vez que pidan dinero tendrán que pagar 10% de su pago semanal. Esto, aunque suene como una opción dura, con el paso del tiempo será de gran beneficio para los niños.