Tener una tarjeta de crédito es un arma de dos filos: usada de manera correcta puede ayudar a nuestras finanzas o, de lo contrario, generarnos deudas que se pueden volver impagables

Lo anterior se complica más si no sólo se tiene uno, sino varios plásticos. En caso de que le suceda esto y quiera tener el control de las deudas de sus diferentes tarjetas, puede pedir una transferencia de deuda a un solo plástico.

Las tarjetas de crédito de transferencia de saldo o transferencia de deuda, permiten mover los adeudos que tenga en una o varias tarjetas, incluidas las departamentales, a una sola cuenta, en donde le cobren menos intereses o le den mejores condiciones de pago.

Antes de contratar este tipo de producto financiero, también conocido como consolidación de deuda, debe revisar que el banco al que transferirá su cuenta sea el que realmente le ofrece las mejores condiciones para saldar su deuda.

Irene Flores, editora de Contenidos de la plataforma financiera Coru.com, señaló que aunque se podría pensar en esta transferencia cuando el cliente ya está ahogado en problemas, en realidad puede ser una gran herramienta para llevar el control de sus finanzas.

Joel Cortés, director general de la comparadora de tarjetas Kardmatch, definió este producto como una alternativa que tiene el consumidor para mejorar las condiciones en las que está pagando una deuda con un primero o segundo banco, respecto a tasas de interés y plazos.

Pros y Contras

Como parte de los beneficios y desventajas, la editora de Coru indicó que el usuario debe considerar al transferir su deuda buscar una menor tasa de interés o que sea en un plazo más cómodo que no le genere inconvenientes.

Cortés señaló que la tasa de interés que se ofrece con este tipo de productos va desde 9 hasta 25%, que generalmente es más bajo que una tarjeta de crédito convencional.

Los expertos señalaron que este tipo de movimiento no afecta, pero tampoco beneficia el historial crediticio de solicitante.

Una de las desventajas es que no todos los bancos cuentan con esta opción, por lo que podría ser una limitante al momento de transferir la deuda.

Otra más es que si no está al corriente con los pagos, es decir, tiene impagos, le pedirán estar al corriente, de lo contrario no podrá acceder a la consolidación de sus adeudos.

¿Cómo tramitarlo?

Si el usuario está interesado en la transferencia, debe tramitarlo directamente con su banco y preguntar si cuenta con este producto.

“Si quiere hacer la transferencia, primero debe acudir con su institución para ver si le dan una mejor tasa de interés. Debe preguntar si cuenta con transferencia de deuda o tarjeta de transferencia”, explicó Flores.

Si en cambio, el tarjetahabiente encuentra dicha acción en un banco donde no es cliente, lo que debe hacer es acercarse y sacar una nueva tarjeta pero solicitando la transferencia.

Como parte de los requisitos, la institución bancaria le pedirá los estados de cuenta de los otros plásticos de los otros bancos o de las tiendas departamentales. Solamente deberá ir a la sucursal y pedir al ejecutivo la transferencia. El periodo para que la obtenga no tarda más de tres días, ya que es como solicitar un nuevo plástico.

“El banco revisará el historial crediticio y la deuda del usuario, es como si sacara una tarjeta de crédito, porque aunque ya tenga muchas, es como equivalente a tramitar una nueva. El banco hace todo y avisa a las demás instituciones sobre la transferencia”, manifestó la representante de Coru.com.

Una vez hecha la solicitud, Cortés detalló que dependerá del banco autorizar el nuevo plástico y tomará en consideración si cuenta con la línea de crédito suficiente para que quepa el saldo que quiere llevar.

Agregó que el banco que va a quedarse con la deuda avisa y paga a las otras instituciones los pendientes, para posteriormente hacer el cargo al plástico que se queda con la deuda.

Señaló que la mayoría de los bancos solicita el número de cuenta del otro banco donde tiene la tarjeta y sobre ese hacen el depósito.

“La institución bancaria se encarga de hacer la operación por el cliente, esto para evitar riesgos”, enfatizó.

Revise su estado de cuenta

Una vez que se hizo la transferencia de deuda, el cliente debe de poner mucha atención en su estado de cuenta, que es donde vendrá desglosado la parte de la deudas de las otras tarjetas o tiendas departamentales.

“Eso depende de cada banco, de cómo muestra su estado de cuenta, pero va a unificar el saldo y va a recibir un estado de cuenta con una suma de la deuda de los otros bancos y las cantidades”, detalló Flores.

El director de Kardmatch explicó que los cargos por los adeudos aparecerán como una interacción normal en la tarjeta en donde se verá como un plan de pagos diferidos.

No sólo para deudores

Este producto no solamente es para personas con muchas deudas, también puede ser un instrumento para aquellos usuarios administrados que cuentan con muchas tarjetas, pero ya no quieren tantas y prefieren sólo una.