El Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot) informó que sin importar que su centro laboral no esté afiliado a la institución, todos los trabajadores formales que resultaron afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre u otros fenómenos naturales tendrán acceso a un crédito que les permitirá aliviar su situación de emergencia.

El préstamo se ofrece con 120 días de gracia para el primer descuento en nómina y con 15% de descuento en las tasas de interés en todos sus plazos que van de 12 hasta 30 meses.

Por su parte, Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), explicó que dio una serie de instrucciones para que el instituto atienda de forma inmediata a todos aquellos empleados formales y sus familias que sufrieron la pérdida parcial o total de su patrimonio, sobre todo en los estados de Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Asimismo, la dependencia refirió en un comunicado que para tal efecto, a través de líneas de crédito, la institución ha destinado 50 millones de pesos a Tlaxcala, 100 millones para Morales, 100 millones con dirección a Puebla y 300 millones para la capital del país.

Los requisitos que una persona debe cumplir para acceder a este préstamos son: comprobante de domicilio vigente; identificación oficial; último comprobante de ingresos, y contar con un año de antigüedad en el centro de trabajo actual.

“El crédito que ofrece este organismo público de interés social podrá ser tramitado aunque el centro de trabajo donde se labore no se encuentre afiliado actualmente al Infonacot”, detalló el encargado de la política laboral del país.

Profeco supervisa precios

Por otra parte, La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha realizado 6,603 visitas de verificación a establecimientos comerciales en las entidades afectadas para revisar el comportamiento comercial y evitar aumentos injustificados de precios.

Por instrucciones del procurador Rogelio Cerda Pérez, cuadrillas de verificadores se han desplegado en las localidades afectadas para colocar hasta hoy 10,346 preciadores de Profeco en los productos de consumo generalizado y de la canasta básica, como agua embotellada, frijol, huevo, leche, azúcar, tortilla, entre otros.

Explicó que los preciadores de Profeco dan certeza a los consumidores de que el costo de los artículos no puede alterarse de forma arbitraria, además de que les permite identificar de forma clara y visible el precio de los productos y de esta forma comparar qué lugar ofrece el mejor precio, de acuerdo con sus necesidades. Durante las visitas, el personal de Profeco solicita a los dueños y encargados de los establecimientos verificados que presenten las facturas que les dan los fabricantes por la adquisición de sus productos.

(Con información de Notimex)