La tecnología es una aliada para cuidar del medio ambiente porque ayuda a reducir el consumo de energía.

Por ejemplo, instalar en el hogar sistemas que automaticen el encendido y apagado de aparatos eléctricos como focos o aire acondicionado podría generar un ahorro de hasta 50% en el consumo de luz y por consiguiente en el recibo de pago del servicio.

Tener en casa focos ahorradores o paneles solares ayuda a reducir el consumo de energía eléctrica. Pero también es importante contar con sistemas que permitan regular el consumo de electricidad , dice a El Economista Jorge Luis Hagg, gerente de Desarrollo de Negocios, Buildings de la empresa Schneider Electric México.

Menciona que los reguladores de luz permiten reducir 20% la energía utilizada para la iluminación, ya que en lugar de únicamente apagar o encender las luces, el nivel de luz se puede ajustar al nivel deseado.

Además, es tecnología de uso sencillo, ya que hay opciones en el mercado que pueden encenderse o apagarse mediante una sola llamada de teléfono.

Otro lugar donde puede economizar energía es en el jardín, donde puede instalar sistemas de riego automatizado que le permitirán un ahorro de 10%; además, puede ajustarse automáticamente al horario de verano o invierno.

Con respecto al aire acondicionado, Hagg agrega que mediante la regulación de la temperatura en las habitaciones se podrá disminuir hasta 30% el uso de la energía.

[email protected]