¿Necesita dinero? ¡Venga con nosotros! Es la publicidad de muchos establecimientos donde se ofrecen préstamos de dinero.

La mayoría opera de forma legal y se les conoce como sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes), aunque éstas deben cumplir con ciertas características para poder operar, como es la suscripción en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).

Para no caer en engaños, es necesario conocer cuáles son las características de las sofomes, para ello la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) brinda dicha información.

Características

Las sofomes tienen la facultad de dar crédito, celebrar operaciones de factoraje financiero o arrendamiento financiero, pero no pueden captar recursos de sus clientes, es decir, no pueden ofrecer servicios de inversión o ahorro, entre otros.

Otra de sus características es que no requieren autorización de las autoridades financieras para constituirse, aunque sí deben rendir cuentas y cumplir con ciertas disposiciones para su operación de acuerdo con su clasificación.

Las sofomes tienen dos categorías, las reguladas (ER) y las no reguladas (ENR).

Diferencias

Las reguladas tienen vínculos con instituciones bancarias, por lo que están bajo la supervición de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y en algunos aspectos por la Condusef.

En el caso de las ENR, la Condusef podrá revisar y analizar los estados de cuenta, publicidad y contratos de adhesión.

Además de que la protección y defensa de los derechos e intereses del público usuario de los servicios que, en la realización de dichas actividades presten dichas entidades comerciales, se encuentra en manos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

[email protected]