La edición 53 del Super Bowl está cada vez más cerca. En esta ocasión el Mercedes-Benz Stadium, en la ciudad de Atlanta, Estados Unidos presenciará el partido entre Los Angeles Rams y New England Patriots. Si acudirá a este evento, tome en cuenta los factores que intervienen para disfrutar el juego sin contratiempos: desde su estancia, que en promedio es de tres días, cuatro noches, así como traslados o actividades extra que realice.

De acuerdo con Francisco Ceballos, country manager de Despegar México, la agencia recientemente realizó un análisis para conocer los costos que conllevan asistir a este evento deportivo que se realiza año con año.

Dentro de este análisis, las cifras arrojaron que el presupuesto por persona es de 98,000 pesos e incluye una de las entradas más económicas para el juego que rondan en los 60,860 pesos aproximadamente, el vuelo redondo de la Ciudad de México a Atlanta, cuyo costo es de alrededor de 7,678 pesos sólo con equipaje de mano. Finalmente, la renta de un automóvil por cuatro días tiene un costo de 4,290 pesos y dicho servicio ya se incluye dentro de la cifra inicial.

“Ante el precio del dólar, los viajeros mexicanos buscan alternativas para poder viajar y asistir a este tipo de eventos y una de las más solicitadas es el financiamiento que ofrecen las agencias de viaje online, donde los turistas pueden pagar su viaje desde tres hasta 24 meses sin intereses”, comentó Ceballos.

A decir del country manager, existen cuatro recomendaciones importantes que los aficionados que asistirán al Super Bowl 2019 deben considerar.

La primera consiste en viajar por medio de los paquetes que las agencias de viaje ofrecen.

“Una buena manera de reducir los costos es diseñar su propio paquete, incluyendo todos los servicios turísticos que necesiten en una misma compra. La gran ventaja es que se puede disminuir el costo total del viaje hasta 35%”, agregó Francisco Ceballos.

Estancia sin contratiempos

La segunda recomendación tiene que ver con la reservación del viaje, que, de acuerdo con los expertos es común que se pueda hacer con dos semanas de anticipación.

“Para encontrar disponibilidad y los mejores precios es ideal reservar con al menos dos semanas de anticipación, pues entre más cercana la fecha, los servicios turísticos suelen aumentar hasta 40% en este tipo de eventos”, dijo.

Ante la demanda de turistas que se presentan por este tipo de eventos, los hoteles cercanos llegan a ocuparse completamente, por lo que recomiendan optar por otro tipo de estancias o habitaciones.

Dentro de estas alternativas se encuentran plataformas de alojamiento como Airbnb, que actualmente ofrece habitaciones cerca de las instalaciones donde se llevará a cabo el partido, así como opciones cercanas.

De acuerdo con esta plataforma, la actualización más reciente en cuanto a reservaciones cercanas a las inmediaciones del estadio es de 30 por ciento.

En ese sentido, si tiene pensado alojarse por estos medios, considere que los precios pueden variar dependiendo de las características o espacios que tenga la casa que elija.

Se tiene registro de 254 alojamientos en la zona, de los cuales el precio más económico por noche va de 2,675 pesos, mientras que el más costoso llega a los 23,883 pesos.

Sólo con lo necesario

Viajar con lo indispensable es la tercera recomendación que no debe dejarse pasar al momento de planear el viaje.

“Entre menos equipaje se lleve es mejor, pues la mayoría de las aerolíneas que viaja de México a Estados Unidos cobra las maletas que documenta; en promedio son 500 pesos por la primera maleta documentada”, señaló.

Francisco Ceballos acotó que la cuarta recomendación si bien no es obligatoria, puede tomarse en cuenta para hacer que el viaje se convierta en una experiencia completa y es que al aprovechar las actividades que ofrece el destino donde viaje, conoce más sobre el lugar.

“Dentro de la estancia en Atlanta se puede aprovechar para realizar actividades imperdibles como visitar el Mundo de Coca Cola o el Acuario de Georgia, uno de los más grandes del mundo”, mencionó.

De dólares a pesos

En caso de que el cliente haga compras en el extranjero y al momento de que el banco haga el cobro al usuario, se hace la conversión de la compra de dólares a pesos y no en la moneda con la que se hizo la compra, explicó Joel Cortés, director de la empresa Kardmatch.

Indicó que, por disposición de Banco de México, no se le cobra al usuario en la moneda con la que hizo la compra si no que se hace la conversión dependiendo del tipo de cambio vigente el día que se realizó, para que con ese precio, hacer la equivalencia en moneda mexicana y cobrarle al usuario.

Ejemplificó que si el cliente compró algo y ese día el dólar estuvo a 19 pesos, el banco tomará ese precio como referente al momento de convertirlo en moneda mexicana y no con el tipo de cambio del día que emita el estado de cuenta.

“Si el usuario sale al extranjero, usa su tarjeta y la compra la hizo en dólares, se hace una conversación de esa moneda a pesos, al tipo de cambio que estuvo vigente y que se hizo la transacción”, especificó.

El directivo explicó que, al igual que una compra hecha en México, se activa las alertas bancarias para avisar al cliente sobre los movimientos de su plástico.

Destacó que antes era necesario hablar con el banco para emitir las alertas de viaje, esto con la finalidad de que las operaciones hechas en otro país no se consideraran como fraudulentas, no se reconocieran los cargos y bloquear las transacciones hechas por el cliente.