Como parte de la planificación financiera en unas vacaciones de Semana Santa al extranjero, probablemente ya cuente con un presupuesto, quizá tenga medido el tipo de cambio e incluso cuente con un seguro de viajero, pero a esta lista podría faltarle un preparativo más: el rembolso de impuestos.

También conocida como tax refund, esta práctica consiste en que se le reintegre a un turista el monto equivalente al Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las compras que haga en el extranjero, explicó Mario Pasquel, director general de Tax Free México, una de las empresas que facilita estos rembolsos a visitantes en nuestro país.

Aunque esta es la definición general de tax refund, hay varias condicionantes que pueden aplicar en la mayoría de los países, y otras muy específicas de cada región.

Uno de los principales requisitos es que los impuestos rembolsados serán por compras de bienes, como ropa, calzado, joyería, etcétera, por lo que servicios o consumibles, como almuerzos, servicios de hotelería o taxis quedan excluidos, refirió Mario Pasquel.

Al respecto, las empresas que rembolsan estos montos —y que suelen cobrar una comisión por ello— agregan que la devolución no aplica para los productos que no sean exportables en general, como espectáculos.

ADONDE FUERE...

A pesar de que gran parte de los países otorgan esta facilidad a sus turistas, hay varios rubros que varían entre un lugar y otro.

El principal es el impuesto que se cobra en cada país. Mientras que en México el IVA es de 16%, en Francia su equivalente es de 16.38%, y puede variar de manera importante como en Italia, donde la tasa impositiva es de 22%, esto sin tomar en cuenta los gravámenes específicos de productos como alcohol, libros, etcétera.

Por ello es importante que se informe sobre cuál es la tasa que aplica en el país que va a visitar, a la par de las comisiones que cobran las distintas empresas que ofrecen este servicio, como Global Blue, Premier Tax Free y Global Exchange, por mencionar algunas, así como los montos mínimos de compra que le dan derecho a una devolución de impuestos, así como el tiempo límite para ello.

El rembolso de impuestos sólo se hace en algunos establecimientos, a los cuales se puede identificar cuando tienen la leyenda “Tax free” o “Tax Global Refund” en su exterior. En estas tiendas, el turista puede obtener la forma necesaria para obtener el rembolso de los impuestos en aduanas o en una oficina gubernamental.

Además, en el establecimiento el turista debe solicitar una factura o recibo a su nombre, una copia del voucher o comprobante de pago, y una vez que se encuentre en el aeropuerto con la solicitud llenada, debe presentar, además, su  pasaporte, pase de abordar y la mercancía que compró, en algunos casos, explicó Mario Pasquel.

Para más información, se recomienda consultar el portal de turismo del país que va a visitar, y además asesorarse con los sitios de las empresas que ofrecen estos servicios.

juan.tolentino@eleconomista.mx