Que siempre por señales o razones se suelen ?descubrir las intenciones . ? Alonso de Ercilla.

Estrategas internacionales comentan estos días que con los máximos históricos de cinco años en las bolsas de EU y el mercado alcista entrando en su quinto año consecutivo, los mercados se encuentran ya en una fase de exuberancia . Se trata de la última etapa de un periodo alcista que se caracteriza por fuegos artificiales (grandes ganancias). Los mejores rendimientos se presentan en la primera y última fase de las cuatro que caracterizan un ciclo alcista. No obstante, la duración del avance es difícil de pronosticar ( el mercado no sigue un calendario ), eso depende ahora del sentimiento del mercado.

Un par de años más. Estudios estadísticos identifican la duración completa de ciclos de mercados hasta seis o siete años. Nuestro punto de vista es que muchos inversionistas están cada vez más optimistas (gracias a los síntomas de incipiente mejora económica global), pero no completamente entusiasmados. Si la mejora económica logra consolidarse y traducirse en mejores números en las finanzas de las empresas, el entusiasmo no sólo continuará, sino que crecerá pudiendo alargar lo que algunos consideran una última etapa de alza .

En la columna del lunes pasado ( IPC Mayor Potencial ) destacamos una potencial revisión del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) a 48,900 puntos a fin de año. Aunque la fuerza del índice podría ser menor que su promedio histórico de avance anual de 20.0%, la tendencia de alza podría continuar un par de años más.

La principal limitante para un mejor pronóstico del IPC son sus altas valuaciones absolutas actuales (FV/EBITDA 10.8x vs. 8.3x histórico). No obstante, es probable que en la medida en que las mejores cifras económicas se traduzcan en mejores cifras financieras en empresas, el múltiplo disminuya. Es precisamente la incipiente mejora de cifras económicas en el mundo el argumento más fuerte de un pronóstico de dos años más de buena tendencia. Con la consolidación de dicha mejora, el optimismo de los inversionistas se traducirá en demanda y el temor por un mercado que lleva cuatro años en recuperación se convertirá en el entusiasmo por no dejar de participar de la mejora económica .

Por ahora, no identificamos la mayoría de los síntomas (señales) que históricamente se presentan en la última fase de un ciclo alcista cuya duración estadística puede ser de seis a siete años. Las señales actuales parecen más de aceptación que de exuberancia.

*El autor es Director de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+. Lo puedes seguir en su nueva cuenta de Twitter: @CPonceBustos

[email protected]s.com.mx