Si usted es de los afortunados que recibirán reparto de utilidades de la empresa donde labora, no permita que ese dinero se le esfume en las manos. Comprarse un nuevo celular con Internet o renovar la mitad de su guardarropa suena muy bien pero, aunque no está prohibido darse sus gustitos, los especialistas dan algunas recomendaciones para aprovechar mejor este ingreso extra.

En este periodo cuando puede llegar un ingreso adicional, antes de hacer gastos no programados, sugerimos hacer un alto en el camino para identificar cómo está conformada la situación financiera de la persona a través de conocer si tiene deudas a corto plazo (tarjetas de crédito), mediano plazo (crédito automotriz) y largo plazo (crédito hipotecario) , explicó Luis Cárdenas, director de Comercialización y Producto de Fondos de Inversión de Scotiabank.

La recomendación es destinar 80% de este ingreso al pago deuda y si no las hay canalizar esa misma proporción a la inversión, recomendó.

MÉXICO SE RECUPERA Y SU BOLSILLO TAMBIÉN

La recuperación económica que tuvo México en el 2010 permitirá que más pequeñas y medianas empresas (Pymes) entreguen utilidades a sus empleados, así lo demuestran las cifras reportadas por la Confederación Patronal de la República Mexicana del DF donde refieren que 50% de las Pymes afiliadas al organismo generaron utilidades durante el 2010, frente a 27% que lo hizo el año pasado.

El monto de este ingreso extra dependerá del desempeño de la empresa donde labore y conformar un plan para aprovecharlo dependerá a su vez de la cantidad recibida. Todo a reserva de los balances financieros, pues tal vez el lugar donde trabaja no tiene nada que repartir.

El artículo 126 de la Ley Federal del Trabajo detalla que las empresas que no están obligadas a dar utilidades son aquellas de nueva creación durante el primer año a partir de que se dieron de alta en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

ALGUNAS IDEAS DE PROVECHO

Si su ingreso extra no es muy alto, puede invertirlo en comprar onzas Libertad que se cotizan alrededor de 500 pesos y no pierden su valor con el tiempo. También puede pagar deudas de corto plazo como tarjetas de crédito.

Cuando el ingreso no es alto, no conviene hacer pagos adelantados por deudas de largo plazo como hipotecas, ya que algunos cobran penalizaciones por pagos anticipados, y de ser así, su abono no será muy significativo, comentó Marco Carrera, director de Comunicación de la Condusef.

Otra alternativa es invertir en instrumentos como Cetes Directo, en los que se puede participar desde 100 pesos y aunque el rendimiento no es mucho, va de la mano con el bajo riesgo.

En cambio, si lo que le corresponde por utilidades rebasó por mucho sus expectativas destine 20% a consentirse y con el resto pague deudas de largo plazo o inviértalo en un fondo, hay algunos a los que puede ingresar desde 1,000 pesos.

Ésta es una manera mucho más democrática de acceder a mercados que hace algunos años eran limitados para los grandes inversionistas , comentó el directivo de Scotiabank.

Y para cerrar con broche de oro, aproveche para hacer una aportación voluntaria a su cuenta de afore que rendirá frutos para su retiro.

BUENAS NOTICIAS PARA SU CARTERA

El reparto de utilidades es un derecho que tienen los trabajadores a participar de las ganancias que obtiene una empresa o patrón después de que éste presentó su declaración fiscal.

QUIÉNES TIENEN DERECHO A RECIBIRLAS

Los trabajadores de planta independientemente del número de días laborados durante el año.

Los trabajadores por obra o por tiempo determinado que hayan laborado cuando menos 60 días durante el año, ya sea en forma continua o discontinua.

Los extrabajadores que hayan laborado durante el año objeto del reparto, siempre que hayan cumplido con los requisitos antes señalados.

PATRONES NO OBLIGADOS

Empresas de nueva creación; si se dedican a la elaboración de un producto novedoso, quedan exceptuadas durante los dos primeros años de funcionamiento.

Las empresas que se fusionen, traspasen o cambien su nombre o razón social, no se consideran de nueva creación.

El IMSS e instituciones con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.

Las empresas cuyo ingreso anual declarado no sea superior a 300,000 pesos.

Fuente: SAT.

[email protected]