El aguinaldo está a la vuelta de la esquina y, por ello, es importante que desde antes de recibirlo le ponga no uno, sino varios objetivos a ese monto, el cual no debería despilfarrarse de golpe y, por el contrario, habría que exprimirlo al máximo.

La principal recomendación sería hacer un presupuesto basado en el método 50-20-30, que consiste en ponerle nombre a su dinero y darle un uso específico de acuerdo con sus necesidades , conminó el codirector de Resuelve, Juan Pablo Zorrilla.

Este esquema, añadió a través de un comunicado, se daría de la siguiente manera:

  • 50%. Lleve a otro nivel sus gastos fijos; invierta en el pago de obligaciones pendientes, arreglos y reparaciones para su casa, auto, o incluso en su imagen personal. Es completamente válido darse gusto responsablemente.
  • 30%. Guarde este porcentaje y procure no tocarlo. Es recomendable canalizarlo hacia inversiones y ahorros. Además, en casos de emergencia puede ser destinado a liquidar deudas, de manera que pueda comenzar el siguiente año lo más tranquilo posible en términos financieros.
  • 20%. El esfuerzo de todo un año resúmalo en diversión para usted y su familia. Dedique esta cantidad a fortalecer su calidad de vida a través de experiencias con quien más quiere.