Si el resultado no es importante, ¿entonces por qué existe un marcador?

Vince Lombardi

En días pasados terminó el periodo trimestral de reportes financieros de empresas correspondiente al IV Trim. 11. El crecimiento nominal en los resultados operativos (EBITDA) de las empresas del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en dicho periodo fue cercano a 14.0 por ciento. Con esa cifra, el crecimiento de todo el año (2011) resultó de 11.60%, dicho crecimiento junto con el comportamiento en de mercados precios contribuyó a una reducción del múltiplo FV/EBITDA conocido (12m) del IPC de niveles de 9.4x al inicio de año hacia niveles actuales de 9.0x.

Impacto en estimados: El pronóstico bursátil para el IPC que llevamos a cabo descansa en tres supuestos básicos: 1) Asumir un nivel de estructura de deuda similar al actual en las empresas más importantes de dicho indicador; 2) un crecimiento nominal en los resultados operativos (EBITDA), y 3) un nivel de múltiplo FV/EBITDA previsto a fin de año a partir de referencias históricas e internacionales. Con un supuesto de crecimiento de 10.0% y un FV/EBITDA de 9.0x (menor al 9.1x actual pero mayor al promedio histórico de cinco años de 8.5x), la estimación publicada al inicio de año y que hoy mantenemos apunta a 41,800 puntos. No obstante, de suceder un mejor crecimiento en el EBITDA tal y como observamos en el trimestre reciente (IV Trim. 11), el pronóstico podría mejorar.

Le recuerdo que en la participación del lunes pasado (19 de marzo) la metodología de estimación del IPC con precios objetivos actualizados alcanzó 43,173 puntos.

En EU: En el país vecino del norte, a pesar del mejor balance de información económica reciente, llama la atención la precaución que han comenzado a manifestar un grupo de analistas respecto de un menor crecimiento esperado para este año en las utilidades netas de las empresas del índice S&P 500 debido a bases de comparación más altas y a la fuerte dependencia de estos crecimientos para una o dos empresas que cotizan en dicho índice, como Apple y AIG. El consenso de analistas en EU estima por primera vez desde el III Trim. 09 una reducción en las utilidades netas de las empresas en Bolsa al I Trim.

12, un modesto crecimiento para el segundo y tercer trimestre y el regreso de crecimiento de doble dígito hacia fin de año. El menor crecimiento esperado se explica en gran parte por una base de comparación más alta.

Dependencia: A pesar de que en EU existe una mayor cantidad de emisoras en sus índices (S&P con 500 empresas, mientras que en IPC 36 empresas), el fenómeno de dependencia en resultados en un grupo reducido de emisoras también existe.

El crecimiento de estos resultados se ha visto favorecido por la empresa de tecnología Apple (cuyo precio objetivo recientemente se revisó a la alza a US700). En el último reporte trimestral de resultados en EU (IV Trim. 11), por ejemplo, el crecimiento de utilidades del índice S&P fue de 6.0 por ciento. No obstante, si no se considera el avance de 116% en las utilidades netas de esta empresa, el crecimiento hubiera sido de 3.0 por ciento. Y si en dicho crecimiento se elimina también el impacto del avance de 77.0% en las utilidades de la aseguradora AIG (American International Group), el crecimiento disminuye a 1.2 por ciento.

La caída de 0.5% esperada al I Trim. 12 disminuye sin 50% de crecimiento esperado para Apple en casi 2.0 por ciento. La tabla siguiente recuerda el peso en el índice S&P 500 del grupo de las 10 empresas más importantes, las cuales representan casi 20.0% del total de las 500 empresas. Apple por sí solo (3.54%) tiene el mismo peso que la suma de las últimas 109 empresas de dicho índice.

*Es Director de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+.