Reinventarse, innovar nuevas formas de obtener ingresos, adquirir nuevas habilidades y ser resilientes con nuestra cartera son algunas de las acciones que se pueden realizar para enfrentar más rápido cualquier crisis financiera, principalmente esta cuesta de enero, la cual se perfila como una de las más largas y difíciles para los mexicanos, aseguró Edgar Castillo, profesor de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey.

Durante su ponencia “Repensar las finanzas personales en la cuesta de enero 2021”, el académico señaló que ante el panorama tan adverso generado por la crisis del Covid-19, las familias deben pensar en nuevas ideas para obtener ingresos ya que muchas personas han visto reducidos sus salarios o perdido su empleo.

Por lo anterior, enfatizó poner mucha atención a los ingresos y egresos para tener un mejor control del dinero.

montserrat.galvan@eleconomista.mx