Mucho se ha hablado de la reactivación económica del país sin embargo, ¿se ha puesto a pensar en la reactivación de sus finanzas?, ¿por dónde empezar? Estas respuestas podrían parecer difíciles, pero los expertos aseguran que no se requiere de fórmulas mágicas.

Sofía Macías, autora del libro Pequeño Cerdo Capitalista y Daniel Urías, fundador de Cooltura Financiera, explicaron que aún es tiempo para reactivar sus finanzas personales.

A través del live “¿Estamos a Tiempo de Terminar el Año con Buenas Finanzas?”, Urías y Macías consideran que existen cuatro “síndromes” por los que se detienen los propósitos del ahorro: el epidemiólogo; el de “no se puede”; el deudor confundido y el del adivino.

Urías comentó que en el caso del síndrome del epidemiólogo, al analizar la situación que se vive actualmente, las personas se olvidan de moverse y actuar financieramente, lo que se conoce como la parálisis por análisis.

“Comenzamos a ver varios síndromes de desencanto, de pesimismo, de preocupación pero al final la mayoría de estas situaciones a lo que llevan es a la inacción”, dijo.

Tanto Macías como Urías coincidieron que durante la pandemia las personas que no percibieron afectaciones en sus ingresos, optaron por esperar para ahorrar ante el panorama que se vive.

“Estamos esperando a que cambie el semáforo para hacer algo con nuestras finanzas y esto no necesariamente tiene que ser así”, detalló la autora de Pequeño Cerdo Capitalista.

Autoevaluación, necesaria

El hecho de haber una reducción en los gastos que se realizaban (debido al cierre de comercios), significó un ahorro para los bolsillos, sin embargo otros servicios como las compras en línea, tuvieron alta demanda y al no contar con un análisis de gastos, Sofía Macías refiere una “mutación” de los gastos tradicionales a estos nuevos.

En este sentido, el fundador de Cooltura Financiera destacó que es necesario el autoconocimiento y autocontrol.

“¿Qué tanto me ha afectado esta situación en mi nivel de ingresos, en mi flujo y hábitos de consumo?, ¿con toda esta situación realmente estás gastando menos o estás ahorrando? (...) ese es el punto importante: que la pandemia no quiere decir que me tengo que detener”, puntualizó.

Detecte el síndrome que le impide salir de la crisis

Respecto al segundo síndrome (el de “no se puede”), los expertos dijeron que, a pesar de la coyuntura actual, donde muchas personas vieron afectados sus ingresos, otras más no pasaron por ello y aplazan sus objetivos financieros.

“Entendemos que hay quien sí está en una situación difícil, pero afortunadamente hay otras personas que han logrado conservar su nivel de ingresos, ¿cuál es el pretexto real detrás de esa negación? Porque en el 2019 no hubo pandemia pero tampoco ahorré”, comentó Daniel Urías.

En tanto, coinciden, que todos han pasado al menos una vez por el tercer síndrome, que es el del deudor confundido.

Dicho problema se presenta cuando las personas tienen ahorros, pero éstos se ven afectados por las deudas que arrastran, por lo que la incógnita radica en ¿qué es mejor?, ¿pagar las deudas o ahorrar?, un problema que, en primera instancia podría complicar sus metas de ahorro, sin embargo existe una solución.

“¿Qué pasa si ya pagué todo, tengo una emergencia y tengo cero pesos?, ¿qué herramienta queda? (...) Daniel y yo coincidimos en que la solución es que, si tienes 100, paga 80 o 90 y 10 o 20 se vayan a  tener ese ‘guardadito’ y no quedar en ceros”, aseveró Macías.

El fundador de Cooltura Financiera dijo que la clave está en que debe mantener una constante entre el pago de sus deudas y el ingreso que destina a sus ahorros.

“En la medida de que yo vaya saliendo de las deudas, el pago que destino a ese rubro se va haciendo menor, por lo tanto el porcentaje que destino al ahorro tendría que ser mayor hasta un punto en el que se van a cruzar estas dos líneas y el ahorro va a rebasar el dinero que destino a las deudas”, mencionó.

Finalmente, el cuarto síndrome (el adivino), se presenta en aquellas personas que conocen todos los datos y tendencias para guiar sus finanzas, sin embargo requieren de certeza o un “empujón” para tomar sus decisiones y comenzar a ahorrar.

“No termino de decidirme porque en mi mente estoy buscando el mejor momento. El control de las finanzas debe venir desde adentro, no desde afuera”, enfatizó Urías.

Para ello, la experta dijo que es importante dar rumbo a su dinero con metas establecidas. “¿Quieres comprar casa? Empieza a entender cómo funcionan los precios de los inmuebles; ¿tus ingresos son estables y puedes pagar por tu crédito? (...) Empieza por ahorrar por tu primer metro cuadrado y cuando tengas el enganche ya tienes margen de maniobra para saber si es el momento propicio o no”, ejemplificó.

[email protected]