Al solicitar un producto financiero, ya sea un crédito personal, una cuenta de ahorro o una tarjeta de crédito, es importante tomar en cuenta la responsabilidad que dicho compromiso conlleva con su cartera. Sin embargo, como usuario de una institución financiera también tiene derechos, y entre ellos se encuentra saber cómo se desempeñan los productos que dichas instituciones otorgan.

En línea con lo anterior, si tiene alguna duda sobre el abanico de opciones y desempeño de los productos financieros existentes en el mercado, el Buró de Entidades Financieras (BEF) es una herramienta que lo ayudará a despejar las dudas que pueda tener.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el BEF “es una herramienta de consulta y difusión con la que podrá conocer los productos que ofrecen las entidades financieras, sus comisiones y tasas, las reclamaciones de los usuarios, las prácticas no sanas en que incurren, las sanciones administrativas que les han impuesto, las cláusulas abusivas de sus contratos y otra información que resulte relevante para informarse sobre su desempeño”, refirió.

El propósito de esta herramienta es que pueda conocer quién es quién en los bancos, seguros, sociedades financieras de objeto múltiple, cajas de ahorro y afores, entre otras entidades, ello con el propósito de tomar una decisión inteligente.

Condusef y BEF: ¿qué califican?

En este sentido, y con el fin de informar sobre cómo se desempeñan los productos financieros que ofrecen las diferentes instituciones, la Condusef evalúa de manera periódica los diferentes servicios que éstas ofrecen: tarjetas de crédito; crédito personal, de nómina, hipotecario y automotriz; cuentas de nómina, y banca por Internet y móvil, por mencionar algunos.

Si entre sus propósitos planea adquirir una nueva tarjeta de crédito tome en cuenta la evaluación que la Condusef realizó en las principales entidades que otorgan dicho producto.

Por ejemplo, entre las características que la comisión evaluó de enero a septiembre del 2019 se encuentran las reclamaciones que los usuarios tuvieron tanto con los bancos así como con la propia Condusef; las sanciones que los bancos obtuvieron, así como tres calificaciones: la primera, derivada de la supervisión de la Condusef; la segunda, correspondiente a la calificación general del producto, y la tercera, que recae en el Índice de Desempeño de Atención a Usuarios (IDATU), que como su nombre lo indica se encarga de evaluar los procesos que las entidades tienen con sus clientes como la gestión electrónica y ordinaria así como la conciliación.

Buró de Entidades Financieras (BEF): ¿quién es quién en bancos?
BEF: ¿quién es quién en los bancos?

Áreas de oportunidad

Una de las ventajas que el BEF le otorga como usuario es que da la posibilidad de que las instituciones financieras puedan mejorar la calidad de los productos, además de promover la transparencia entre la comunicación que tienen las entidades con sus usuarios.

“El Buró de Entidades Financieras, es una herramienta que puede contribuir al crecimiento económico del país, al promover la competencia entre las instituciones financieras; que impulsará la transparencia al revelar información a los usuarios sobre el desempeño de éstas y los productos que ofrecen, y que va a facilitar un manejo responsable de los productos y servicios financieros al conocer a detalle sus características”, destacó la Condusef.

[email protected]