México es un país donde las manifestaciones abundan, pero aun así continúan tomando por sorpresa. La libertad de expresión en muchas situaciones se sale de control y puede llegar a paralizar una ciudad entera provocando pérdidas económicas importantes a los negocios aledaños a la zona afecta.

Las manifestaciones -ya sean pequeñas o grandes- son, desafortunadamente, experiencias que no pueden ser controladas por los establecimientos, sin embargo, para prevenir y blindarse de afectaciones que estos movimientos pueden tener, existe la posibilidad de contar con un seguro que respalde ante el daño físico causado por este tipo de situaciones.

Sin embargo, pocas veces los negocios están respaldados, esta situación se agrava con las compañías que no están del todo consolidadas; de acuerdo con datos de Mapfre sólo 4% las pequeñas y medianas empresas (Pymes) cuentan con algún tipo de seguro.

Mapfre dijo exhortó a los empresarios a adquirir el tema de la prevención y recordó que hay productos que ayudan a blindar estos negocios, que protege a las Pymes ante eventualidades que perjudiquen sus negocios al enfrentar situaciones como huelgas y alborotos populares, amparando los daños materiales directos a bienes cubiertos dentro de la póliza.