Las Administradoras de fondos para el retiro (afore) son instituciones financieras que gestionan las aportaciones de dinero que hacen los trabajadores, sus patrones y el gobierno para asegurar la jubilación, por lo que se convierten en un factor importante para las finanzas personales futuras de un persona.

Llegar a la vejez con una buena situación económica es algo que todos buscan, para ello deben encontrar la afore que proporcione un mejor rendimiento y comisiones más bajas. Debe tomar en cuenta que si no se encuentra a gusto en su administradora y desea cambiar a una de su preferencia, está en su derecho de hacerlo.

El hecho de que realice un traspaso de afore a otra mantiene una competencia sana en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), puesto que las afores buscan ofrecer una comisión más baja, rendimientos más altos y mejores servicios.

Si opta por cambiarse de administradora con la finalidad de mejorar su ahorro, es necesario estar informado y tomar en cuenta factores importantes como: el rendimiento neto, que son las ganancias reales que se obtienen durante el periodo en el que los ahorros son administrados; las comisiones o cobros que se realizan por la administración de sus ahorros, si usted elige una de menores comisiones ayudará para que, al momento de su retiro, reciba una mayor pensión; finalmente, el otro elemento a tomar en consideración son los servicios que ofrecen, ya que las afores resguardan de forma segura los recursos y los hacen crecer mediante la inversión.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), una afore tiene la obligación de ofrecer a los trabajadores diferentes servicios, entre los que destacan: el envío de forma cuatrimestral del estado de cuenta al domicilio del trabajador, así como los retiros parciales de ahorro en caso de que quede desempleado.

La Consar también asegura que los trabajadores pueden cambiar de afore máximo dos veces al año. La primera es en caso de que encuentre una que le ofrezca mejores condiciones o simplemente que sea de su preferencia, mientras que la segunda ocasión es en caso de que una afore,  a lo largo del tiempo y de manera consistente, ha generado mayores rendimientos; sin embargo, el organismo advierte que después del segundo cambio, el trabajador debe esperar por lo menos un año para realizar otro movimiento.

¿Cómo realizarlo?

En México, existen 10 afores que están autorizadas por la Consar; éstas administran las cuentas donde se acumulan todas las cuotas y aportaciones realizadas por el trabajador para que al momento de cubrir los requisitos de edad y semanas de cotización que establece la Ley del Seguro Social, el monto total sirva para establecer una pensión.

Las afores que brindan sus servicios en el país son: Afore Azteca, Citibanamex, Coppel, Inbursa, Invercap, Pensionissste, Principal, Profuturo, Sura y XXI Banorte, cada una de éstas ofrece diferentes servicios de los cuales puede escoger el que más le convenga a futuro, pero para que pueda realizar el cambio, de manera gratuita, es necesario llevar a cabo tres pasos.

La Consar establece que el primero es contactar la afore con la que desea realizar el cambio, una vez que tenga contacto con ésta, solicite a un agente promotor que lo visite en su domicilio o centro de trabajo, o bien, acuda a alguna de sus sucursales.

En segundo lugar, el promotor establecerá la visita para integrar un expediente de identificación electrónica con sus datos personales, además de solicitar dos referencias personales, datos de sus beneficiarios, números celular y fijo, así como un correo electrónico, ya que para tramitar la constancia de traspaso será necesario su móvil, en el que recibirá un mensaje de texto con la contraseña.

Posteriormente, deberá firmar una solicitud de constancia de traspaso, la solicitud de traspaso, el contrato de administración de fondos para el retiro y la documentación de rendimiento neto.

Al momento de la visita, el agente le tomará una fotografía y sus datos biométricos (voz y huella digital), esto con la finalidad de proteger mejor su identidad.

Finalmente, al concluir el trámite, recibirá un correo electrónico de confirmación de traspaso con la contraseña que se envió anteriormente, debe ingresar al portal del SAR para generar su constancia de traspaso que podrá descargar mediante correo electrónico o puede ser enviada a su domicilio.

¿Siefores entran?

Las sociedades de inversión de fondos para el retiro (siefores) son los fondos de inversión, en los cuales las afores invierten los recursos de los trabajadores para generar rendimientos.

La siefores se asignan de manera automática con relación a la edad de cada ahorrador. Estas sociedades también pueden cambiarse según la de mayor preferencia, independientemente de la que pueda corresponder por edad.

Actualmente existen cinco: la SB0, que corresponde a personas de 60 años o más que están próximas a realizar retiros por pensión o negativa de pensión, así como los trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado con bono redimido.

La SB1 que es para personas de 60 años y más; SB2 que cubre el rango de edad de 46 y 59 años; la SB3 que se asigna a personas entre 37 y 45 años, y la SB4 que es para personas de 36 años o menos.

La Consar destaca que la transferencia de los ahorros de una siefore a otra da la posibilidad de alcanzar un mayor rendimiento, considerando un mayor nivel de riesgo, por lo que antes de tomar una decisión sugiere informarse de las ventajas, así como de los posibles inconvenientes.

[email protected]