Si usted recibe llamadas telefónicas de empresas que no conoce o a las que usted no solicitó ningún servicio y se pregunta por qué se da esta situación, no lo haga más, tal vez alguien hizo mal uso de sus datos personales y eso podría darle diferentes tipos de problemas, desde personales hasta financieros.

Al manejo adecuado de esta información se le denomina tratamiento de datos personales y participan dos figuras: el titular y el responsable.

El titular es la persona de quien se manejen los datos y el responsable es la persona que los maneja.

De lo que se trata es de que cada uno de los ciudadanos que tenemos una gran cantidad de datos digamos lo que queremos que se haga con ellos y no lo que la empresa o la multinacional quiere hacer con ellos, comercializando con los mismos , comentó Guillermo Tenorio Cueto, subdirector académico del doctorado en Derecho de la Universidad Panamericana, campus Ciudad de México.

Una persona puede dar su consentimiento para el tratamiento de los datos personales de dos formas: el consentimiento expreso o consentimiento tácito.

El consentimiento tácito es cuando se va al aviso de privacidad y, de forma automática, se consiente el uso de los datos.

Mientras que en el otro, el que recaba los datos tendrá que obtener el consentimiento claro y expreso para poder manejar los datos. Éste se usa en caso de que haya de por medio datos financieros, patrimoniales y/o sensibles.

SANCIONES

La autoridad responsable de la vigilancia de los datos personales es el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y tiene dos procedimientos.

El primero se llama procedimiento de verificación. Éste puede iniciar de oficio, con el sólo hecho de que el particular se entere de que algún ente trata sus datos personales, acude al IFAI y esta institución inicia el proceso de forma automática.

Por esta situación se aplica un proceso de verificación y si encuentra deficiencias pasa al segundo proceso. Éste es el procedimiento de sanción.

Pueden ir, en estos casos, de 100 a 160,000 días de salario mínimo vigente (SMV) en el DF.

EL CUIDADO DE LOS DATOS, ?UN TEMA CULTURAL

Para Tenorio Cueto, el tema de la protección de datos es un tema cultural. No estamos acostumbrados a que se protejan nuestros datos personales. Si los ciudadanos no están acostumbrados, los empresarios lo están menos , comentó.

Según datos del Instituto Federal de Acceso a la Información, en México hay cerca de 4 millones de sujetos obligados a manejar de forma adecuada los datos de las personas.

Cinco tips para proteger su información privada

  1. Saber que existe una Ley de Protección de Datos que ya no lo deja solo en las llamadas que me hacen a su casa ni en la invasión publicitaria que se hace a su correo electrónico.
  2. Consultar el aviso de privacidad. No dar clic en acepto a algo que no leyó.
  3. Vigilar a quién le da sus datos. Hay empresas que dan mayores certezas sobre sus datos.
  4. Saber que tiene derechos llamados derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) y ejercerlos.
  5. Saber que existe el IFAI como vigilante de sus datos. Cuando un particular no quiere dar acceso al ARCO, puede acudir al IFAI.

No es necesario el consentimiento para el tratamiento de los datos:

  1. Si se tiene el propósito de cumplir obligaciones derivadas de una obligación jurídica entre el titular y el responsable.
  2. Si existe una situación de emergencia.
  3. Cuando sean necesarios para brindar la atención médica, diagnóstico y expediente médico.

[email protected]