En días recientes se ha activado la alerta amarilla por desplazamientos de zona de tormenta en 16 alcaldías de la Ciudad de México. Ante tal situación, las autoridades recomendaron extremar precauciones debido a que las lluvias han provocado encharcamientos, bajadas de agua en calles y avenidas, caída de ramas, árboles y lonas, entre otros.

“La época de lluvias podría extenderse en las siguientes semanas y lo mejor es prevenir accidentes a bordo de tu vehículo, ponga especial atención en revisar el motor, llantas y limpiadores del coche, así como la vigencia de su póliza del seguro”, explicó Bernardo Prum, director de Coru.com.

“No todas las coberturas incluyen los daños provocados por lluvias. Si el seguro es básico, es una buena época para cambiar por una cobertura amplia”, añadió.

Por esta situación es importante que actúe a tiempo y sepa qué acciones tomar en caso de que su vehículo se vea afectado en esta temporada de lluvias.

Elementos a considerar

Al respecto, la comparadora de servicios financieros Coru.com a través de un comunicado compartió recomendaciones.

En primera instancia, recomendó apagar el vehículo, ya que si alguna vialidad está inundada, deberá comunicarse de inmediato con su aseguradora para que envíe un ajustador y lo asesore sobre cómo proceder con la reparación de daños.

La segunda recomendación consiste en evitar circular por vialidades con una alta elevación de agua, ya que esto invalida el seguro, por lo que puede ocasionar más accidentes al no tener una visibilidad de las condiciones de la vialidad, o podría caer o atorarse en algún bache u hoyo.

La comparadora también sugirió que no encienda su auto después de la inundación, debido a que estuvo en contacto con el agua por largo tiempo, por lo que sugirió llamar a la aseguradora para una evaluación de los daños; ahí el ajustador podrá orientarlo mejor sobre los pasos a seguir ante esta situación.

En cuarto lugar, Coru.com señaló que nunca intente pasar el tramo inundado por banquetas o cruces indebidos.

“Aunque no sea mucho el nivel de agua, evite subir a los camellones o banquetas, ya que puede ocasionar daños a su auto e invalidarán el seguro, por lo que tendrá que hacer las reparaciones correspondientes por su cuenta”, destacó.

La aseguradora será su asistente y brazo derecho, por lo que la compradora también sugirió usar la cobertura amplia, recuerde que si cuenta con una, en la carátula de la póliza debe estar señalado qué tipo de cobertura es; si contrata un seguro con esta cobertura, la mayoría de las aseguradoras cubre daños materiales, que incluyen fenómenos naturales como ciclón, huracán, granizo, terremoto, erupción volcánica, alud, derrumbe de tierra o piedras, caída o derrumbe de construcciones, edificaciones, estructuras u otros objetos, caída de árboles o sus ramas e inundación.

“En la cobertura amplia no hay restricciones en el número de eventos relacionados a los daños materiales que cubre el seguro, pues éstos dependen de la intensidad o frecuencia de las condiciones climatológicas y en las zonas donde se encuentre el vehículo. Dentro de las exclusiones generales sí se incluyen las pérdidas o daños causados por la acción normal de la marea, aun cuando provoque inundación. Algunas aseguradoras no cubren inundación de ningún tipo para los propietarios que radican y circulan cerca del mar”, señaló la compradora en el comunicado.

Algo importante que Coru.com indicó fue que tampoco aplica el seguro en caso de desbielamiento causado como consecuencia de daños sufridos en las partes bajas del vehículo, penetración de agua, líquidos o sustancias diferentes al funcionamiento normal de la máquina o al sistema de enfriamiento del motor, cuando el conductor no haya detenido y apagado la marcha del vehículo y éstas sean las causas de dichos daños.

De acuerdo con Coru.com, otras medidas a considerar para cuidar su auto en época de lluvias consisten en elementos básicos como el lavado, esto debido a que la pintura sufre los efectos del sol, la lluvia y el polvo, por lo que lo mejor será lavarlo una vez por semana, y encerarlo una vez al mes.