Antes de vender un inmueble es importante tomar medidas preventivas que garanticen su seguridad y la de la propiedad al momento de hacer cualquier tipo de transacción, alertó el portal inmobiliario Propiedades.com.

En un comunicado, el sitio digital explicó que los datos necesarios para concretar una transacción inmobiliaria están comprendidos en categorías como datos de identificación y de contacto, laborales, patrimoniales y financieros, legales y migratorios.

Detalló que los datos personales ayudan a identificar a la persona con la que se hará la transacción, además de conocer su capacidad económica e historial crediticio. Mientras que en el caso de los arrendamientos, este tipo de información permite confirmar que si el inquilino es cumplido, o en el caso de extranjeros, a conocer su estado migratorio.

Héctor Guzmán Rodríguez, socio y director del Área de Protección de Datos Personales y Privacidad en BGBG Abogados, precisó que entre los datos necesarios para concretar una transacción inmobiliaria para ambas partes se encuentran los datos de identificación y de contacto como el nombre, estado civil, RFC, CURP, domicilio y teléfono; los datos laborales como empresa donde trabaja y tiempo de laborar en ella, en caso de que se necesite referencias.

También los datos patrimoniales y financieros, como la información fiscal, historial crediticio, ingresos, egresos y cuenta bancaria y, en caso de ser necesario, información legal y migratoria.

“La finalidad es contar con los datos suficientes para tener certeza de la persona con la que se realizará la transacción”, aseguró.

El abogado detalló que cuando una persona física o moral vende o compra inmuebles a través de una agencia inmobiliaria, ésta recopila información de sus clientes en las bases de datos que vaya creando, las cuales están sujetas a la normativa de protección de datos personales en el aviso de privacidad.

Este aviso, de acuerdo con lo estipulado por el Instituto Nacional de Transparencia (INAI), es un documento que establece y delimita el alcance, términos y condiciones del tratamiento de los datos personales.

Guzmán Rodríguez explicó que la información mínima que debe contener un aviso de privacidad integral es la identidad y domicilio de responsable que trata los datos personales, los datos personales que serán sometidos a tratamiento y las finalidades de éste, así como distinguir entre las finalidades que son necesarias y dieron origen a la relación jurídica, de las que no lo son, o la cláusula que indique si el titular acepta o no la transferencia de datos, cuando así se requiera.

El aviso de privacidad podrá ponerse a disposición de los titulares de los datos a través de diversos canales (anexo de un contrato, en una página web, como un documento independiente).

Sin embargo, detalló que, si la venta se produce entre dos personas que no se dedican al sector inmobiliario, no existe la obligación de contar con este documento.

[email protected]