Fallar en la preparación

es prepararse para fallar .

Anónimo.

Hacia mediados de febrero, las empresas en la Bolsa estarán concentrando la publicación de sus reportes financieros trimestrales correspondientes al IV Trim. 11. De hecho, algunas empresas han comenzado a difundir sus guías relacionadas con dicha información. Es un evento importante, pues únicamente cuatro veces al año los participantes (inversionistas, asesores, analistas y estrategas) tenemos la oportunidad de conocer con detalle dicha información.

Consecuencias y lectura: el conocimiento de estas cifras origina la validación o corrección (alza o baja) de los pronósticos anuales de las empresas, lo cual puede incidir de manera directa en los precios objetivos y/o recomendaciones ( compra , venta , mantener ) de emisoras.

A su vez, estas modificaciones pueden justificar o no revisiones en portafolios patrimoniales. Independientemente del origen del resultado financiero (ejemplo: crecimientos orgánicos o por la vía de adquisiciones), un mayor crecimiento en resultados ocasiona siempre una disminución (abaratamiento) del múltiplo (las mejores oportunidades suceden cuando el múltiplo se abarata por un importante crecimiento en utilidades y no tanto por una baja en precio).

Entre los resultados de mayor atención para el inversionista, destaca el crecimiento del resultado operativo (EBITDA).

Este tipo de resultado, a diferencia de la utilidad neta, se relaciona más con la naturaleza del negocio (ventas-costos).

Es también el tipo de utilidad que se relaciona con el múltiplo FV/EBITDA.

Las mejores empresas durante el periodo de publicación de cifras trimestrales no son únicamente las que presentan fuertes crecimientos en resultados, sino aquellas que además de crecer de manera importante en sus resultados operativos superan la expectativa de crecimiento que se anticipaba para dicho reporte.

Anticipación y congruencia: la nota siguiente indica el crecimiento operativo (EBITDA) esperado por el consenso de mercado para el IV Trim. 11 de un grupo de empresas mexicanas que cotizan en la Bolsa (tabla izquierda), con objeto de anticipar estrategias de sobreponderación o reducción de exposiciones de manera temporal (sin descuidar, por supuesto, un buen balance riesgo-rendimiento).

Además identifica en una gráfica-matriz la relación de crecimientos esperados en el EBITDA al IV Trim. 11 y de los rendimientos esperados por precios objetivos al 2012 destacando el grupo de emisoras preferidas dentro del portafolio.

La coincidencia en la selección realizada al inicio del 2012 con resultados esperados al IV Trimestre del 11 resulta un sinónimo de congruencia y refleja la ejecución de metodologías patrimoniales.

Contenido: la gráfica adjunta (véala en Internet) se divide en cuatro cuadrantes donde el superior izquierdo (verde) agrupa la mejor combinación respecto de: 1) el crecimiento EBITDA esperado al IV Trim. 11 y 2) el rendimiento estimado para fines del 2012, todo respecto del IPC (líneas punteadas azules).

Interpretación del ejemplo: en este caso OHL presenta la mejor combinación de crecimiento esperado del EBITDA para el IV Trim. 11 (+39.7% vs. 18.1% IPC) y del rendimiento potencial para todo el 2012 (44.6 vs 3.2% IPC).

*El autor es Director de Análisis y Estrategia Bursátil de Grupo Financiero BX+. Puede seguirlo a través de Twitter en @CarlosPonceb.

Finanzas Personales

DAR CLIC PARA VER INFOGRAFÍA