Más de la mitad de los mexicanos (59%) utiliza su tarjeta de crédito como una extensión de sus ingresos para llegar a fin de quincena, reveló una encuesta realizada por la plataforma digital Kardmatch.

Los usuarios encuestados admitieron haber usado su tarjeta para completar la quincena al menos tres veces durante los últimos 12 meses, indica la firma en un comunicado.

“Lo interesante es que este comportamiento se presenta en, al menos, uno de cada dos usuarios en todos los niveles de ingresos”, explica la plataforma; es decir, no es exclusivo de personas con un bajo sueldo.

En cuanto a las compras más financiadas con tarjeta en estos casos, destaca que en 67% se usó el plástico en supermercados; 16% de los encuestados dio el tarjetazo en restaurantes y salidas; 6% la usó para pagar servicios (telefonía, luz, cable, etcétera), y 10% de estos endeudamientos está conformado por pagos a gasolina, ropa, medicamentos, colegiaturas, etcétera.

“Lo verdaderamente preocupante que muestra la encuesta es que los mexicanos, en general, no sólo están utilizando sus tarjetas como extensión de sus ingresos, sino que pagan intereses por comida y gastos que no deben ser financiados. Esto nos deja ver una gran falta de educación financiera en el país a todos niveles de ingresos”, dice Joel Cortés, CEO de Kardmatch.

Llegar a la quincena sin sacar el plástico

Para hacer un uso inteligente de la tarjeta de crédito y no pagar intereses durante meses por compras, como el súper o las comidas en restaurantes, Kardmatch sugiere una estrategia que involucra el uso de dos tarjetas:

Tarjeta de uso diario. En este plástico se sugiere cargar con sus gastos del día a día, como son el súper, el teléfono, la tele por cable y los restaurantes.

“La regla de oro aquí es: la tarjeta se deberá pagar en su totalidad a fin del mes, para nunca pagar intereses por gastos diarios”, exhorta la plataforma, ya que el objetivo es obtener recompensas por las compras que ya realiza cotidianamente.

Tarjeta para pagar a plazos. Este plástico deberá tener acceso a meses sin intereses frecuentemente.

Aquí se recomienda cargar sólo aquellas compras en las que requiera ayuda para pagar a plazos, como muebles, electrodomésticos, viajes, etcétera. El objetivo es tener separadas las compras que está pagando a plazos de sus gastos diarios y tener un mejor control de sus finanzas.